Skip to main content

Gigantesca ballena muere varada en una playa de Cuba

Una ballena de 13 metros de longitud fue hallada muerta en una playa de Villa Clara

Actualizado: 17 November, 2022

 

Una ballena de 13 metros de longitud fue hallada muerta en una playa de Villa Clara, en Cuba, informó este miércoles en redes sociales el programa televisivo Naturaleza Secreta.

El cuerpo sin vida de la Balaenoptera physalus, conocida como “rorcual común”, fue avistado en el Refugio de Fauna Cayo Francés, en la provincia ubicada en la región centro-norte de la isla.

Estaba “henchido de gases por la iniciada descomposición”, y fue rescatado por el personal del área protegida para conservar su esqueleto, explicó el biólogo marino Joán Hernández-Albernas.

De acuerdo con el especialista del Refugio de Fauna Cayo Francés, esta especie de ballena “tiene una distribución cosmopolita”, por lo que puede encontrarse en varias zonas del planeta. Agrega que, “aunque son ballenas consideradas oceánicas pueden aproximarse a las costas con aguas profundas cercanas”.

Según Hernández-Albernas, en 1989 encalló un rorcual común en Boca de Galafre, al sur de la occidental provincia de Pinar del Río. Esta es la primera vez que esa especie es avistada en la costa norte de Cuba.

El rorcual común, también llamado ballena de aleta, es una especie de cetáceo misticeto de la familia Balaenopteridae. Puede llegar a alcanzar una longitud de 27 metros, suficiente para ser considerado el segundo animal más grande del planeta, solo superado por la ballena azul, según la web especializada Marine Bio.

El cadáver encontrado en Cayo Francés no tenía señales aparentes de enfermedad, ni marcas de grandes depredadores. El científico citado atribuye el varamiento y posterior muerte del animal a la entrada de vientos sostenidos asociados a un frente frío.

“En ocasiones similares, los cetáceos pueden ser forzados por las condiciones climáticas a alcanzar bajas profundidades y costas desconocidas, quedando posteriormente desorientados en su regreso a aguas profundas”, dijo Hernández-Albernas.

Según el biólogo marino, en menos de 10 días acontecieron tres encalladuras más de cetáceos en la costa norte cubana: dos cachalotes y este rorcual.

Los avistamientos de grandes animales marinos son acontecimientos raros en la isla, por lo que atraen a muchas personas. En 2019, un enorme tiburón ballena de dos toneladas de peso fue encontrado muerto en la Playa La Herradura, en la provincia oriental de Las Tunas.

En marzo de 2021, pobladores de Baracoa, en la provincia de Guantánamo, encontraron una cría de cachalote gravemente herida en la playa Caribe de ese municipio oriental. Al parecer, el animal fue arrastrado hasta allí por las corrientes marinas.

También en la playa Santa Fe, de La Habana, en 2020 los vecinos descubrieron una cría de ballena muerta en la costa. En 2008 dos ballenas se pasearon por las aguas del malecón de La Habana, según el medio estatal Cubadebate.


Actualidad