Un hombre, una mujer y dos niños hospitalizados luego de un tiroteo en Miami

Los niños, de 6 y 3 años de edad, junto a una mujer, de 21, y un hombre, de 22 años, fueron trasladados al Ryder Trauma Center.
Tiroteo en Miami Dade
 

Reproduce este artículo

Las autoridades rescataron a dos adultos y dos niños luego de un tiroteo que sacudió este lunes 16 de noviembre a un vecindario en el norte de Miami-Dade, en el área de la calle 151 del noroeste, cerca de la Segunda Avenida.

Los niños, de 6 y 3 años de edad, junto a una joven, de 21, y un joven, de 22 años, fueron trasladados a un centro médico por miembros de la unidad de rescate. Un miembro de la familia, Mirlanda Alisma, identificó a los niños como su sobrino Asher y su sobrina Mariah.

“Solo espero que estén bien”, dijo Alisma, que está preocupada por los miembros de su familia y espera que salgan del hospital pronto.

La policía de Miami-Dade respondió a la cuadra 200 de South Biscayne River Drive, después de que dijeron que un sospechoso en un sedán negro se acercó a algunos residentes, abrió fuego contra una gran multitud y luego huyó del lugar.

“Parecía que estaban usando como un AK, así que tan pronto como comenzaron a disparar, todos se agacharon al suelo. Como si todo el mundo se cayera al suelo ”, dijo un testigo que pidió no ser identificado. 

De acuerdo con la versión de Alisma, ella estaba afuera del auto de su hermana e iba de camino a una fiesta de cumpleaños.

“Fue entonces cuando todo lo que escuchamos fue boom, boom, boom, boom, boom (...) Todo el mundo empezó a correr, y mi hermana y yo estábamos en el coche, “alguien se detuvo, un automóvil y comenzó a disparar. Probablemente fueron como 30 tiros”, dijo Alisma. 

Su sobrina y su sobrino dormían en el asiento trasero de un Kia verde que ahora está plagado de agujeros de bala.

“A la niña le dispararon aquí mismo y luego al niño le dispararon aquí”, dijo mientras indicaba dónde resultaron heridos los niños.

Junto con su sobrina y su sobrino, las otras dos víctimas eran primos de Alisma. Ambos recibieron un disparo en la pierna.

Otro testigo del incidente, Reginald Jean, describió los momentos conmovedores en los que las jóvenes víctimas fueron atacadas. "Vi una bala rozarla en su pierna, y luego al niño que dormía en el asiento trasero, le dispararon aquí en la parte de atrás".

“Deberíamos estar indignados", dijo el detective de Miami-Dade, Kristopher Welch. "Este es un crimen atroz. Esta es una comunidad orientada a la familia".

Las cuatro víctimas fueron llevadas al Ryder Trauma Center en un automóvil personal, figuraban en condición estable.

La policía está pidiendo cualquier información que le ayude a dar con el paradero del sujeto.

Tags