Salazar sobre reunificación familiar: régimen cubano es el único culpable

La congresista desacreditó los señalamientos de la prensa oficial, controlada por el Partido Comunista, por el reciente proyecto que lanzó junto a Mario Díaz-Balart para destrabar el otorgamiento de visas a cubanos en la Base Naval de Guantánamo.
María-Elvira-Salazar-Congress
 

Reproduce este artículo

La congresista cubano-americana María Elvira Salazar señaló este 21 de abril al gobierno cubano como el único responsable de que el programa de reunificación familiar para cubanos siga estancado.

“Está claro que el régimen castrista es el único culpable de esta crisis y buscará cualquier excusa para seguir separando a las familias cubanas. Me pueden atacar todo lo que quieran, pero nunca dejaré de proponer soluciones para ayudar a los afectados”, declaró en redes sociales.

Salazar desacreditó los señalamientos de la prensa oficial, controlada por el Partido Comunista, por el reciente proyecto que lanzó junto a Mario Díaz-Balart para destrabar el otorgamiento de visas a cubanos en la Base Naval de Guantánamo.

Un comentario de la televisión cubana dijo que la propuesta “roza el absurdo”, pues no se podría aplicar, aunque se quisiera, debido a que la base militar, ubicada en una región inaccesible por tierra y aire, en el oriente de Cuba, es el lugar menos apropiado para esto.

Díaz-Balart y Salazar lanzaron su iniciativa el 19 de abril, con la que busca una solución al programa de reunificación familiar para cubanos, por el que más de 100 000 familias se encuentran a la espera.

Los legisladores desean convertir en ley el programa surgido en 2007. De lograrlo, sólo el Congreso podría revocar el programa, lo que daría a los cubanos una vía para entrar a EE. UU. de manera legal. Luego podrían pedir la residencia tras un año de estancia, gracias a la Ley de Ajuste Cubano.

“Este programa garantizará una forma ordenada y segura para que los cubanos procesen sus solicitudes en la isla”, declaró Díaz-Balart en rueda de prensa el lunes desde el aeropuerto de Miami.

El Programa de Reunificación Familiar fue interrumpido en 2017, luego de la reducción del personal de la embajada de Estados Unidos en La Habana por los denominados “ataques acústicos”, que afectaron a diplomáticos estadounidenses. 

De aprobarse, los casos serían tramitados en la Base Naval de Guantánamo —un enclave militar de EE. UU. al oriente de Cuba—, pero ningún solicitante podrá pedir asilo, porque no se considera un puerto de entrada a la nación norteamericana, precisó el congresista.

El objetivo es garantizar un lugar dentro de la Isla para hacer estos trámites, pues los cubanos que solicitan visado tienen que hacerlo en terceros países —Guyana, México—, y los viajes se dificultan extraordinariamente.