Pareja de actriz cubana Broselianda Hernández le lleva flores al mar
La pareja sentimental de la actriz cubana Broselianda Hernández le lleva flores al mar, al sitio donde esta mañana varias personas encontraron su cuerpo sin vida
Pareja de actriz cubana Broselianda Hernández le lleva flores al mar. Foto: Facebook Alexis Boentes/IG Broselianda Hernández
 

Reproduce este artículo

“Esta imagen es conmovedora: la pareja sentimental de la actriz cubana Broselianda Hernández le lleva flores al mar, al sitio donde esta mañana varias personas encontraron su cuerpo sin vida y llamaron a la policía” publicó el reportero de Telemundo 51 Alexis Boentes.

La reconocida artista del cine, la televisión y el teatro cubano, quien desde hacía 5 años radicaba en Estados Unidos, fue hallada muerta este miércoles a los 56 años en una playa de North Miami Beach, localizada entre la calle 77 y la avenida Collins.

"No hubo signos aparentes de juego sucio. La causa de la muerte será determinada por la oficina del médico forense", dijeron las autoridades.

El cuñado de la querida actriz, Jorge Enrique Fernández, relató a Telemundo 51 que “la familia estaba preocupada luego de que Broselinda saliera de la casa en la noche del miércoles a comprar cigarros y no regresara. Tampoco respondía las llamadas y solo hasta la mañana siguiente se enteraron de lo sucedido”.

Oficiales de Miami Beach respondieron a la llamada de emergencia alrededor de las 6:30 de la mañana, cuando personas que caminaban por la playa, encontraron el cuerpo e hicieron la notificación, de acuerdo a la información emitida por el citado medio.

La actriz se mantuvo activa en los últimos días en sus redes sociales. El pasado lunes 16 de noviembre compartió imágenes en Instagram junto a su pareja a la orilla del mar. “Jorge te quiero”, escribió en una de las publicaciones, junto a varios girasoles. También subió una hermosa foto suya en blanco y negro, la última que postearía en esta red social.

Broselianda Hernández, graduada en el Instituto Superior de Arte (ISA) con título de oro,  desarrolló una intensa y exitosa carrera en el teatro, la televisión y el cine. Protagonizó múltiples espacios televisivos, entre los que se destacan las telenovelas: Cuando el agua regresa a la tierra y Las honradas.

En su filmografía se incluyen Las profecías de Amanda (1999/Director Pastor Vega), Nada (2000/ Juan Carlos Cremata), Barrio Cuba (2005/Director Humberto Solás), Una rosa de Francia (España/ Manuel Gutiérrez Aragón), La Anunciación (2009/ Enrique Pineda Barnet) y José Martí: el ojo del canario (2010/ Fernándo Pérez), entre otras.

Seguidores y colegas están consternados con la noticia de su fallecimieto, así lo han expresado en redes sociales.

“No tengo palabras. No quiero ni puedo. Repito estas porque así te pienso y te pensaré siempre. Declaración de amor a Broselianda Hernández”, expresó Norges Espinosa en una publicación de la revista cultural El Caimán Barbudo.

“Confieso que te extraño. Que de no verte en la escena, en la pantalla, en un encuentro casual, aquí en una Habana que se parece al modo en que tú la miras aunque no estés, me viene esta especie de dolor y de nostalgia no por un edificio semiderruido, o el peligro tentador que es este mar, sino por tu voz, por tus arranques, por tu manera de ser actriz hasta cuando duermes. Cuando el teatro cubano tenía tu voz, era otro, y más interesante. Ir a verte era acudir a una sorpresa matizada por tu carácter, tu temperamento, tu risa única, tu explosividad y tu cercanía a esa intensidad que es la poesía. Tuve la suerte de escribir parlamentos para ti, de tenerte cerca y de saberte siempre enigmática, al tiempo que humanísima. Te han amado otros más que yo, pero dudo que otros te hayan aplaudido tanto. Entre los muchos regalos que me ha dado Teatro El Público (al que debo amores confesables e inconfesables a hombres y mujeres que me han seducido con sus talentos) ha estado esa complicidad contigo, con tu belleza, con tu capacidad arrasadora para creerte un personaje y no serlo, simplemente, sino dominarlo y perderte en él. Quiero decir con eso que te extraño, sí, pero que hoy, en este día en el que calendario me hace pensarte de un modo más hondo, quiero tenerte de vuelta aquí, con tus colegas, directores y espectadores, para alegrarme de todo lo que eres, por ti misma y por tu talento. Gracias por recordarme que actuar es algo más que dar la piel a un personaje imaginario. Y que de esa locura tan inmensa se alimenta también el amor, y la poesía. No dejes de volver. A tus pies, querida Broselianda. Y felicidades!”, concluyó el dramaturgo, poeta y crítico.