Miami Beach lanza programa para rastrear casos de coronavirus en turistas
El programa “Race to Trace” fue financiado con 200 mil dólares por la Fundación Rockefeller, que proporcionará a las empresas un sofisticado equipo de rastreo de covid-19.
Miami Beach lanza programa para rastrear casos de coronavirus en turistas
 

Reproduce este artículo

La ciudad de Miami Beach, al sur de la Florida (EE.UU.), anunció este miércoles el lanzamiento de “Race to Trace”, un nuevo programa que rastrea los contactos de portadores de covid-19 proveniente de otros lugares, para ayudar a la industria hotelera y turística de la ciudad.

La iniciativa "Race to Trace", financiada con una subvención de 200 mil dólares de la Fundación Rockefeller, proporcionará a las empresas un sofisticado equipo de rastreadores de contactos experimentados, indicó el Departamento de Salud de Florida (DOH, por sus siglas en inglés) en el condado de Miami-Dade.

"Nuestra economía local está basada en parte en la industria de la hotelería, la restauración y el turismo y con este programa quisimos ofrecer a esos negocios un mecanismo especial para el rastreo de contactos", dijo Dan Gelber, alcalde de Miami Beach.

A partir de esta semana, los equipos de “Race to Trace” se acercarán de manera proactiva a las empresas de la industria hotelera y turística de la ciudad para establecer relaciones, con el objetivo de aliviar la carga que enfrentan los propietarios y gerentes de negocios al responder rápidamente a los nuevos casos de coronavirus que sujan.

Gracias a este programa, el DOH “va a poder investigar cómo se contagiaron, con quién estuvieron en contacto esos empleados, si son otras personas que trabajan allí, si son los que están patrocinando, si son su familia, para poder controlar y saber para prevenir más infecciones", compartió Michael Góngora, comisionado de Miami Beach.

La Fundación Rockefeller otorgó subvenciones a la Ciudad de Miami Beach para promover los objetivos de su Plan de acción nacional de pruebas y rastreo de covid-19. 

El plan apoya la reapertura de la economía a través de una combinación de pruebas efectivas, rastreo de contactos y fortalecimiento de plataformas de datos y campañas de educación pública para rastrear y monitorear mejor la propagación de la enfermedad.

Este 2 de diciembre de 2020, Florida se convirtió en el tercer estado con más contagios de  coronavirus SARS-CoV-2, tan solo por detrás de Texas y California, registrando un global de 1.008.166 casos desde marzo, según los datos difundidos por funcionarios de la salud.

El gobernador republicano Ron DeSantis, insistió que no establecerá restricciones, cuarentenas ni el uso obligatorio de mascarillas, a pesar de que Florida lleva semanas viendo un repunte de casos.

Cuestionó incluso la efectividad del cierre de la economía y las cuarentenas obligatorias, y se preguntó si es que medidas de ese tipo han funcionado en estados donde se han registrado también brotes recientes de la covid-19, entre ellos Minesota, Illinois, Michigan o Nueva Jersey.

De acuerdo al recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos lleva hasta este martes 13.619.981 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y 269.348 fallecidos por la enfermedad de la covid-19.