Joven arrestado por dañar patrullas en Miami confiesa pertenecer a grupo que incita a la violencia
El joven arrestado este sábado por la policía de la ciudad de Miami confesó la autoría de los hechos que se le imputaban, así como pertenecer a un grupo que fomenta la violencia de manera deliberada en las manifestaciones
Marco López y una de las patrullas dañadas. Foto: Local 10
 

Reproduce este artículo

Marco López, arrestado este sábado por la policía de la ciudad de Miami luego de una investigación que duró varios días, confesó la autoría de los hechos que se le imputaban, así como pertenecer a un grupo que fomenta la violencia de manera deliberada en las manifestaciones.

López, de 21 años, fue investigado y capturado por presuntamente haber provocado daños en varios vehículos policiales durante la noche del sábado 30 de mayo, en una protesta por el asesinato de George Floyd a manos de la policía, en Minneapolis.

Según informa Local 10 News, el detenido confesó “haber roto la ventana trasera de una patrulla de la policía de Miami con su patineta”, así como “haber dañado el parachoques trasero de un segundo vehículo policial y pintar con spray un tercero”.

Fuentes policiales reconocieron ante el referido medio que el acusado afirmó formar parte de un grupo llamado los “Esclavos del sur”, los cuales, describió, “reclutan activamente personas para protestar violentamente contra el gobierno”.

“Caminar por la ciudad no hará nada, tarde o temprano hay que recurrir a la violencia”, agregó el detenido en su declaración, a modo de justificación de su actuación y la de otros miembros de su grupo durante las protestas por el asesinato de Floyd y contra el racismo.

López fue identificado por las autoridades a través de la visualización de videos de las protestas publicados en redes sociales y comparando las imágenes con su propia foto de perfil, detalla Local 10 News.

Sus declaraciones confirman lo denunciado por autoridades en distintos estados donde las protestas devinieron en disturbios y enfrentamientos entre manifestantes y policías. Varios ciudadanos intervienen en manifestaciones pacíficas para desvirtuarlas y cometer disturbios y otros delitos, que poco aportan a la causa que se defiende o por la que se protesta.