Identifican a ladrones de joyería en Coral Gables

Persisten serias dudas sobre la muerte de dos personas inocentes atrapadas como rehenes en medio del robo, que pudieron ser víctimas de disparos policiales.
 

Reproduce este artículo

Lamar Alexander y Ronnie Jerome Hill son los dos sospechosos del robo que provocó una dramática persecución policial y tiroteo después de un atraco de diamantes en una joyería en el área de Miami, Florida, según el FBI.

"El FBI ha identificado a las dos personas fallecidas responsables del robo en la joyería de ayer, el robo de autos / secuestro y tiroteos como Lamar Alexander, de 41 años, y Ronnie Jerome Hill, de 41 años, ambos del condado de Miami-Dade", dijo FBI Miami en Twitter.

La familia de Alexander ya hizo declaraciones. "Simplemente tomó malas decisiones en la vida y le costó la suya", dijo el hermano de Alexander a Ian Margol de WPLG.

Muchas personas pudieron ver las noticias en vivo de la persecución, y los videos de ciudadanos que capturaron el caos y los disparos.

Sin embargo, persisten serias dudas sobre la muerte de dos personas inocentes atrapadas en medio de todo: el conductor de UPS, según el FBI, fue tomado como rehén por los sospechosos, junto con un transeúnte en un automóvil. Personas indignadas en las redes sociales, y el hermano del conductor de UPS, dicen que los disparos de la policía mataron a personas inocentes, aunque el FBI dice que aún no está claro porque la compleja serie de escenas está bajo investigación.

El conductor de UPS era de origen ecuatoriano y padre de una niña de 5 años. Según su perfil en redes sociales, estudió en el Miami Dade Community College y vivía en Hialeah Gardens. Además del joven, en la balacera murieron los dos atacantes y otro hombre que aún no ha sido identificado por las autoridades.

Los ladrones intentaron asaltar una joyería en Coral Gables, y tras intercambiar fuego en el local, secuestraron un camión de UPS y huyeron de la policía por diferentes autopistas. La persecución policial se extendió por 29 millas, hasta la intersección entre Flamingo Road y Miramar Parkway.

Allí los delincuentes aumentaron su agresividad, y la policía respondió. En el fuego cruzado murió el joven Ordóñez, que se encontraba dentro del vehículo.

“Nos entristece profundamente saber que un proveedor de servicios de UPS fue víctima de este acto de violencia sin sentido”, dijo a la prensa David Graves, portavoz de UPS. El hombre también ofreció condolencias “a la familia y amigos de nuestros empleados y a las otras víctimas inocentes involucradas en este incidente”, informó.

La autoridades supieron del hecho criminal cuando recibieron una alarma silenciosa procedente de la tienda Regent Jewelers en Coral Gables. Ed Hudak, jefe de policía de esa ciudad, dijo a la prensa que al llegar a la tienda apenas 90 segundos después, los oficiales vieron a los dos sospechosos ya disparando.