"No es el adecuado": Despiden a Art Acevedo, jefe de la policía de Miami

Funcionarios de la ciudad de Miami comenzaron el proceso de despido del jefe de la policía de Miami, Art Acevedo, tras 6 meses en el cargo
Art Acevedo, ex jefe de la policía de Miami
 

Reproduce este artículo

El administrador municipal, Art Noriega, comenzó el proceso de despido del jefe de la policía de Miami, Art Acevedo, luego de seis meses de polémica en el cargo y de un par de audiencias públicas en la que los comisionados arremetieron contra Acevedo.

Noriega confirmó en un comunicado que la relación entre la ciudad y el jefe de policía se había vuelto “insostenible y debía resolverse de inmediato”.

“Las relaciones entre empleadores y empleados se reducen al estilo de liderazgo y, desafortunadamente, el jefe Acevedo no es el adecuado para esta organización”, continuó el administrador municipal.

El subjefe de la policía Manny Morales asumirá el cargo de jefe interino hasta que se consiga un reemplazo permanente, confirmaron funcionarios de la ciudad de Miami.

La decisión de Noriega se produce una semana después de que pidiera a Acevedo presentar un plan de reforma que traiga cambios en el proyecto policial, estructura de gestión, moral de los oficiales y mejoramiento de sus relaciones con la prensa y funcionarios electos.

Informes de la administración de la ciudad aseguraron que Acevedo no respondió a la solicitud de Noriega sobre las inconformidades de su jefatura, en el que pidió mejorías en los cinco puntos base.

En un correo electrónico al Departamento de Policía obtenido por WPLG-TV, Acevedo dijo que promete “continuar luchando para librar al departamento de la interferencia política del ayuntamiento que sigue impactando negativamente a esta organización".

En las últimas semanas, los comisionados de Miami sostuvieron dos reuniones en las que discutieron las acciones de Acevedo como jefe y pidieron una investigación sobre su contratación luego de que acusara a tres comisionados de interrumpir esfuerzos de reforma e interferir con una investigación al sargento Luis Camacho, al que despidió de su cargo por presuntas irregularidades.

Acevedo también fue criticado por calificar como “mafia cubana” a quienes dirigen la fuerza policial del municipio floridano, lo que provocó descontento en la comunidad de exiliados cubanos de la ciudad.

Esta medida se lleva a cabo después de que Acevedo, de 57 años, renunciara como jefe del Departamento de Policía de Houston para dirigir la agencia policial de Miami. En sus cuatro años como jefe de la policía de Houston, se ganó una reputación nacional por renovar los estándares nacionales sobre el uso de la fuerza policial y el control de armas, así como al marchar con los manifestantes después del asesinato del afroamericano George Floyd.