COVID-19 y huracanes: la combinación que amenaza a la Florida en 2020

A dos meses antes del inicio oficial de la temporada ciclónica, en la Florida ya han saltado las alarmas: ¿qué pasaría si se combinaran los efectos de una pandemia y un huracán?
Huracán en la Florida
 

Reproduce este artículo

A dos meses antes del inicio oficial de la temporada ciclónica, en la Florida ya han saltado las alarmas: ¿qué pasaría si, en medio de la crisis sanitaria generada por la COVID-19, un huracán de gran intensidad afectara a la península?

"La COVID es mala. Un huracán es malo. Si combinas los dos, el resultado es mayor a la suma. El impacto de un huracán en un ambiente de COVID será mucho peor que ambos sumados. Será un efecto multiplicador y no acumulativo", dijo a la Agencia Francesa de Noticias (AFP) Bryan Koon, quien dirigió hasta 2017 la División de Manejo de Emergencias de Florida (FDEM).

Aunque todavía el Centro Nacional de Huracanes, con sede en "el estado donde siempre brilla el sol" no ha anunciado sus predicciones para 2020, otros institutos meteorológicos ya han alertado que esta será una temporada más activa que el promedio, en la que podrían formarse cuatro huracanes de gran intensidad.

En total, los expertos de la Universidad de Colorado esperan la formación de unas 16 grandes tormentas, de las cuales ocho podrían convertirse en huracanes y cuatro en fenómenos potencialmente destructivos.  

"Nos estamos preparando para lo peor, obviamente", dijo el gobernador de Florida, Ron DeSantis, en una conferencia de prensa el jueves, de acuerdo con el reporte de AFP. "Ojalá no tengamos que lidiar con un huracán. Pero tenemos que asumir que tendremos uno".

Sin embargo, a los floridanos les parece improbable que las autoridades puedan resolver con éxito la combinación de una pandemia sin precedentes cercanos como la COVID-19 y un fenómeno meteorológico de gran intensidad. ¿Cómo es posible que coexistan el distanciamiento social y la evacuación?, la pregunta se repite en todos los medios.

Según AFP, el actual director de FDEM, Jared Moskowitz, dijo en una entrevista al diario local Sun Sentinel que asignó un equipo para que elabore un nuevo plan de respuesta.

 

Por su parte, Koon advirtió que si un huracán llegara en medio de la emergencia sanitaria muchos floridanos estarán desempleados y no podrán pagar un hotel o la gasolina para huir.

No obstante, los senadores por Florida Rick Scott y Marco Rubio pidieron el jueves a FEMA, la agencia estadounidense de gestión de emergencias, que prepare y divulgue una estrategia de respuesta ante el escenario de un huracán durante la pandemia.

"Le pedimos que tome en cuenta cómo desalojar y refugiar apropiadamente a aquellos que tienen, o son sospechosos de tener, coronavirus en el momento de la tormenta", escribieron los senadores a Peter Gaynor, el jefe de FEMA, en una carta abierta.

Las personas que han sufrido los efectos anteriores (desabastecimiento en los mercados, tranques en las carreteras…) y posteriores (devastación) temen por que la combinación de dos fenómenos adversos pueda generar una verdadera catástrofe y crisis humanitaria en la Florida.