Alcalde de Miami responde a embajador del régimen sobre concierto de Gente de Zona

El alcalde de Miami, Francis Suárez, reaccionó este jueves al tuit del embajador cubano en Washington, donde calificaba la suspensión de un concierto del grupo Gente de Zona como "terrorismo cultural".

Suárez declaró que los únicos "terroristas" son aquellos que defienden a la dictadura cubano, y aseguró que del dinero de los contribuyentes cubanos en Miami no se va a financiar a ninguna agrupación artística que tenga algún tipo de relación con la dictadura cubana.

Mientras tanto, Randy Malcom y Alexander Delgado, integrantes del dúo cubano de reguetón Gente de Zona, mantienen silencio absoluto sobre su exclusión del tradicional concierto de fin de año que organiza Pitbull en Miami, después de que el alcalde miamense, Francis Suárez, pidiera que los quitaran.

La controversia estalló el lunes pasado cuando Suárez aseguró al diario El Nuevo Herald que le había pedido a los organizadores que "analizaran la participación de estos artistas y el historial que tiene Gente de Zona con el régimen cubano".

"Hemos visto cómo el nieto preferido de Raúl Castro bailó en la tribuna en sus conciertos y cómo ellos pidieron reconocer públicamente al gobernante Miguel Díaz-Canel", dijo el alcalde, de origen cubano como muchos de los habitantes de la ciudad.

El concejal del que depende el organismo que maneja el parque donde tendrá lugar el concierto confirmó posteriormente que los intérpretes de "La gozadera" y "Bailando" no iban finalmente a participar en el espectáculo del 31 de diciembre.

Sí cantarán en el Bayfront Park para dar la bienvenida a 2020 Armando Pérez "Pitbull", el salsero Willie Chirino, Paulina Rubio, Amaury Gutiérrez y Lena y Malena Burke, entre otros artistas.

José Ramón Cabañas, el embajador de Cuba en Washington, dijo que la exclusión de Gente de Zona es "terrorismo cultural" en un mensaje publicado en las redes sociales este miércoles.

Las reacciones no se hicieron esperar.

El concejal Joe Carollo dijo al canal América TeVé que la ciudad "no es para esta gente y lo primero que tienen que hacer es, si tienen un poco de vergüenza, devolver la llave que un pasado alcalde les dio equivocadamente y no la han devuelto después de que se les pidió que la regresaran".

Asimismo, Carollo describió a los cantantes cubanos como "sujetos que han venido acá para ganar nuestros dólares y llevarlos para La Habana a esa tiranía", y aseguró que "ni van a cantar en Bayfront Park (...) ni van a cantar en ningún acto en el que yo tenga algo que decir".

Aparentemente ajenos a la polémica, Malcom y Delgado han usado las redes sociales en los últimos días solo para celebrar a sus familias y mostrar fotos de sus vacaciones.