La balanza ya no sirve, conoce la antropometría 

La antropometría es el mejor método para medir los cinco componentes del cuerpo humano: los huesos, la grasa, la masa muscular, los órganos internos y la piel.
Te da el peso y el porcentaje exacto de cada uno.

Es fundamental que este estudio sea llevado a cabo por un nutricionista certificado para poder valorar y explotar la capacidad de respuesta del cuerpo ante la actividad física, para disminuir el riesgo de sufrir lesiones y para saber cómo está constituido el propio cuerpo, conociendo cuál es la proporción del peso que corresponde a la masa muscular y cuál a la grasa corporal. Y bajo estas condiciones idear un plan de alimentación ajustadas a las necesidades deportivas y energéticas del individuo.

 

¿Cómo se hace una antropometría? 

Una antropometría dura aproximadamente entre 20 minutos y media hora. La evaluación se realiza con antropómetros, que miden el ancho de los huesos; centímetros, para determinar los diámetros de los músculos; y un caliper (también llamado plicómetro o lipocalibre) para calcular los niveles de grasa.

Con los datos arrojados por esta técnica, el paso siguiente es elaborar una dieta que se adapta a las necesidades de cada una de las personas. 

Según la necesidad, ya sea bajar de peso, mejorar rendimiento deportivo o tonificar, el nutricionista ideará un plan personalizado y realizará chequeos según considere necesario, donde podrá evaluar de manera detallada los resultados obtenidos. Por ello, en muchos casos se observa que el peso (el número de la balanza) no se ha modificado, pero sí lo han hecho los valores de grasas y músculo.

No te angusties y no abandones la búsqueda por el bienestar. Siempre consulta a alguien especializado. Realiza la búsqueda de aquella persona que te brinde el espacio profesional y también la contención emocional para seguir adelante. Persevera, no te des por vencido, los buenos resultados llevan tiempo pero una vez logrados se mantienen y resultan de lo más satisfactorios.