¡Alerta! Lo que dicen los especialistas sobre los tapabocas con válvula
Esta clase de mascarilla protege a quien la usa, pero no a los demás, dado que filtra las partículas del aire exterior cuando la persona inhala, pero permite el escape de partículas a través de la válvula cuando la persona exhala
Tapabocas con válvula no son recomendables
 

Reproduce este artículo

El uso del cubrebocas fue una de las discusiones más constantes desde el inicio de la pandemia del Coronavirus, mientras unos defendían su uso, otros aseguraban que empeoraba el riesgo de contraer la enfermedad. Después de determinar que era más efectivo protegerse, ahora los expertos advierten sobre las válvulas en los indumentos de salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) exhortó a los gobiernos a usarlas donde haya "una transmisión generalizada y sea difícil el distanciamiento físico" y como parte de una serie de medidas para la prevención, que incluyen el lavado de manos y la distancia social, el debate parece haberse trasladado a la efectividad de un modelo de mascarilla en particular: la que tiene válvula.

¿Sirven o no sirven estas mascarillas faciales para frenar el avance de la pandemia? “No nos dejan defendernos bien contra el coronavirus”: expertos critican a OMS

Son varias las mascarillas en el mercado que vienen con una válvula en el centro o en un costado (los modelos N95, FPP2 y FPP3 cuentan con ella).

Pero independientemente del modelo del que se trate y de qué porcentaje de partículas filtre cada una, ningún cubrebocas con válvula es efectivo en el contexto de una pandemia, advierten los expertos.}

Esto se debe a que esta clase de mascarilla protege a quien la usa, pero no a los demás, dado que filtra las partículas del aire exterior cuando la persona inhala, pero permite el escape de partículas a través de la válvula cuando la persona exhala.

Es decir, si la persona que la usa está infectada, puede expulsar partículas con el virus al exhalar, y poner en riesgo al resto de las personas.

Tal es así, que en junio el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) y portavoz del Ministerio de Sanidad sobre la pandemia en España, Fernando Simón, tildó estos tipos de mascarillas como "egoístas", precisamente por proteger solo a quien la lleva.

"El problema de la válvula es que el aire que exhala la persona que la lleva, lo concentra en un punto concreto. Eso puede hacer que alguien que esté expuesto a ese aire pueda infectarse", explicó.

"Pueden ser las mascarillas egoístas porque yo me protejo y los demás me preocupan poco", añadió.

En opinión de Ben Killingley, especialista en medicina de urgencias y enfermedades infecciosas del Hospital del University College en Londres, Reino Unido, si bien el uso general de la mascarilla tiene el doble propósito de proteger a ambas partes, "la razón por la que se promueve es para que las gotas que exhala la gente que puede estar infectada y no lo sabe no les lleguen a los demás".

Y, desde este punto de vista, no tiene ningún sentido que se utilicen mascarillas con válvula en el contexto comunitario.