Cuba: un hambre de estómago y de cerebro

Lazo Otero ha sacado la cara por el “puesto a dedo” Díaz-Canel con una foto de un mercado cubano en su perfil de Twitter, donde intenta desmentir que Cuba esté en un momento crítico.
Cuba: un hambre de estómago y de cerebro
 

Reproduce este artículo

Entre los muchos modos de defender la revolución cubana, uno de los más socorridos y comunes es mentir. Ante los argumentos contundentes que ofrece la realidad, el ocultamiento o la exageración son prácticas habituales del propio gobierno, y de muchos de los tontos que quieren defender el proyecto social cubano, y que a veces logran el efecto contrario.

Cuando alguien decide ir por libre en la defensa del sistema, sin cumplir las orientaciones superiores o seguir un guión previamente pactado, las más de las veces mete la pata hasta el fondo. Ha sido el caso de Aliandys Lazo Otero, un joven de Sancti Spíritus, delegado directo de la Universidad de Ciencias Médicas de su provincia al IX Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

Lazo Otero ha sacado la cara por el “puesto a dedo” Díaz-Canel con una foto de un mercado cubano en su perfil de Twitter, donde intenta desmentir que Cuba esté en un momento crítico, con estas palabras: “mientras Donald Trump y la Ley Helms Burton hacen sus estragos, el comercio en Sancti Spíritus expone estándares relevantes en el país. Díaz-Canel tu política económica ya ve frutos en mi ciudad”.

 

Cuba lleva una racha tremenda en cuanto a cosas ridículas, muchas de ellas protagonizadas por el propio Díaz-Canel o sus ministros, fundamentalmente en las redes sociales como Twitter. Desmesuras, medias verdades, triunfalismos que no convencen ni a la persona que las dice. Es terrible, cuando no irresponsable, que algún voluntario amante del sistema, con tal de “destacarse” y brillar, llegue a caer en un engaño como el perpetrado por Aliandy, que no solamente puso una foto del 2012, sino que quiso hacer creer que había sido tomada en un mercado de su ciudad, cuando en realidad fue hecha en el mercado de 3ra y 70, en La Habana.

Fake

Era de esperarse que los usuarios de las redes sociales le cayeran encima al estudiante de la Facultad de Ciencias Médicas de Sancti Spíritus, por el burdo intento de engaño, señal inequívoca de que el cubano de adentro no aguanta más medias verdades ni que le sigan dorando la píldora, como ha hecho en estos días el cancerbero del régimen Bruno Rodríguez, que declaró que la Isla estaba preparada para enfrentar otro Período Especial

Ante el temor por la llegada de un segundo Periodo Especial a la Isla, Raúl Castro, primer secretario del Partido Comunista, aseguró era necesario prepararse para la “peor variante”. Y esa variante contempla soluciones como el consumo de avestruces, jutías, cocodrilos o embutidos hechos con claria. En situaciones tan tremendas lo menos que necesitan los habitantes del país son más promesas vacías y delirios de sus dirigentes. Tampoco engañifas como la del miembro de la FEU.

Tanto se empeñaron en crear el llamado “Hombre nuevo” sin saber cómo podía ser, que muchos temieron no reconocerlo si aparecía por fin. Pero han sido tantos errores estratégicos y tácticos, tanta la sed de control, tan grandes las estupideces económicas y tan inabarcable la vocación vampiresca del estado cubano, viviendo de lo que le puede dar el protector de turno, que, a la postre, nada de “Hombre nuevo”, sino que han creado, profunda y generalizada, el “Hambre nueva”. 

Un hambre de estómago y de cerebro. El hambre de todas las cosas.

Brain washing. Cortesía de Erik Ravelo
Brainwashing. Imagen: Erik Ravelo

 

Escrito por Ramón Fernández Larrea

Ramón Fernández-Larrea (Bayamo, Cuba,1958) es guionista de radio y televisión. Ha publicado, entre otros, los poemarios: El pasado del cielo, Poemas para ponerse en la cabeza, Manual de pasión, El libro de las instrucciones, El libro de los salmos feroces, Terneros que nunca mueran de rodillas, Cantar del tigre ciego, Yo no bailo con Juana y Todos los cielos del cielo, con el que obtuvo en 2014 el premio internacional Gastón Baquero. Ha sido guionista de los programas de televisión Seguro Que Yes y Esta Noche Tu Night, conducidos por Alexis Valdés en la televisión hispana de Miami.