El país que podemos tener
“Sí el régimen tiene la voluntad política de abrir el diálogo con el gobierno de EE.UU, tiene que tener la misma voluntad, para sentarse en la mesa de negociaciones con la oposición cubana”, afirmó el artista y activista Ariel Maceo Téllez luego de ser interrogado por la policía política
(Foto Ismario Rodríguez Pérez, tomado de IPTC Photo Metadata)
 

Reproduce este artículo

Salí de la Estación de Policía sobre las 12:00 p.m. Resulta que el capitán “Angelito” es uno de los agentes que me atiende, con el que ya he conversado en otras ocasiones, solo que no reparé en el nombre. Así que tuvimos un diálogo cordial y abierto, como siempre lo hemos tenido, en el que cada cual defiende sus ideas políticas.

Estuvimos hablando durante dos horas sobre los temas que más nos competen ahora mismo en la actualidad cubana. Las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC), la Ley de Bienestar Animal, la transición hacia la democracia, el poder adquisitivo del cubano, la legalización de una sociedad civil independiente, autónoma. Etecsa…

Tenemos la posibilidad de tener un gran país, de ser una república otra vez, de vivir en armonía, eso está en nuestras manos.

Sí el régimen tiene la voluntad política de abrir el diálogo y volver a tener relaciones diplomáticas y económicas con el gobierno de los EE.UU, también tiene que tener la misma voluntad política, para sentarse en la mesa de negociaciones con la oposición cubana, que es real. Estamos aquí.

Le dije al capitán, que quiero hablar con el gobierno, que se abra una mesa de diálogo con el gobierno, que salga como noticia oficial en el noticiero de la televisión. Ya es hora de que se entienda, que el gobierno tiene que parlamentar con su oposición, como mismo han hecho algunos de sus aliados, Venezuela, por ejemplo.

Yo no quiero que ocurra un estallido social, el capitán Angelito tampoco. No tenemos que llegar ahí.

Es hora de que se legalicen los partidos políticos, los movimientos sociales, los grupos de artistas independientes, que se acepten y se le abran las puertas a los grupos de monitoreo de derechos humanos. Que las agencias de noticias tengan su espacio, donde puedan ser aceptadas sus informaciones sin ser catalogadas como “falsas”. Es hora de que se reconozca el trabajo de los periodistas independientes.

Intercambiamos sobre el programa de Rosa María Payá (Cuba Decide) sobre la posibilidad de implementarlo, o de por lo menos, que el gobierno acepte sentarse a conversar sobre dicho programa. Que lo incluya en su agenda política.

Creo que es hora de dejar los miedos a un lado, y tomar las riendas del país. Es hora, como ya lo he dicho en otras ocasiones, de llegar a la reconciliación nacional. Somos un gran país, y todos nos debemos a él. Los que estamos dentro de Cuba, y los que estamos afuera. Somos uno.

 

Escrito por Ariel Maceo Téllez