TuEnvío es “un fantasma que pocos pueden ver” alegan los propios trabajadores de la plataforma
Comprar en la plataforma TuEnvío ha sido una experiencia catastrófica para los cubanos que tiene acceso a ella. Varias son las quejas sobre los precios, la escasez de productos, la inestabilidad del sitio web y los módulos supersónicos: ahora están y al instante ya desaparecieron
TuEnvío es “un fantasma que pocos pueden ver” alegan los propios trabajadores de la plataforma
 

Reproduce este artículo

Comprar en la plataforma TuEnvío ha sido una experiencia catastrófica para los cubanos que tiene acceso a ella. Varias son las quejas sobre los precios, la escasez de productos, la inestabilidad del sitio web y los módulos supersónicos: ahora están y al instante ya desaparecieron.

El periódico oficialista Escambray de la provincia de Sancti Spíritus entrevistó a Misael González, el, director de la Corporación Cimex en la provincia y el directivo aseguró que la plataforma es un fantasma.

“Es un fantasma porque hay mucha concurrencia de clientes en un mismo instante, hay personas con mejor equipamiento que otras y tienen más ventajas, mejor accesibilidad a los datos y demás. Algunos logran verlos porque los están comprando”, señaló.

En el pasado mes de junio Cuba retiró los productos en ventas de las tiendas virtuales para crear la nueva modalidad de los combos. Desde entonces el acceso ha sido más limitado y las ofertas han mermado: “la mayoría de las conjeturas que precedieron esta nueva temporada se hicieron añicos contra otra desconcertante realidad: para cazar un módulo se necesita mejor puntería que la de un francotirador porque desaparece en un pestañazo”, así asegura el periódico estatal, aunque esta realidad no es exclusiva de ese territorio y es palpable a lo largo del país.

Según cuenta el texto, en una visita de los periodistas a las oficinas de Cimex un total de 580 módulos se esfumaron en apenas cinco minutos. 

A decir de González, ellos han intentado despojar de burocratismos las compras online y mejorar los paquetes ofertados en la plataforma: 

“Estamos poniendo módulos todos los días. Tienen calidad, tratamos de que siempre tengan detergente, champú, acondicionador, aceite, tratamos de atender las necesidades de los clientes. La entrega a domicilio y en tienda ha mejorado, se han minimizado las devoluciones y los papeles. Pero todavía existen muchas insatisfacciones, a veces no hemos podido ponerlos a las nueve de la mañana por mantenimientos que se le dan a la página o por problemas que hemos tenido aquí. Los clientes también se quejan porque los módulos no se ven”.

La experiencia dicta que comprar en TuEnvío es estresante, miles de cubanos viven pendientes día y noche de los horarios de venta, de la composición de los módulos, de vigilar y avisarse mediante alertas en canales de Telegram.

Al final del reportaje los propios reporteros avalan que TuEnvío es la manzana de la discordia en Sancti Spíritus, si preguntaran en otros lares de la Isla, la respuesta sería la misma.

Desde la creación de esta plataforma para el comercio electrónico las redes sociales han servido de canal para airear las insatisfacciones del cubano con respecto a este servicio. ADN Cuba ha publicado sobre las constantes quejas que generan TuEnvío y la aplicación Transfermóvil.

La cubana Rouslyn Navia Jordán se quejó en meses pasados de los altos precios en las llamadas tiendas online de la isla. La usuaria denunció en Facebook que el único combo que propone la tienda El Pedregal cuesta 24 dólares, sin incluir el envío, un valor alto para el salario medio de los cubanos de a pie.

La pandemia por el nuevo coronavirus obligó al régimen a decretar cuarentenas obligatorias en varias partes del país y a reducir jornadas laborales y así los escuálidos salarios que perciben los cubanos. Ante tal situación esta ciudadana dijo: "Por Dios, que acá uno lleva meses cobrando el 60% del salario y no está para gastos tan grandes!! Te duplican la cantidad de productos baratos y te clavan el paquete de café más caro que tienen para cobrarte más... me parece un abusoooo. Ay, Cimex...¿Hasta dónde y hasta cuándo?", señaló la mujer.