Sancionan a empresa cubana ligada a comercio de combustible con Venezuela
Cuba ha jugado un rol directo en prevenir el regreso de Venezuela a la democracia, declaró el subsecretario del Tesoro, Justin Muzinich.
El Departamento del Tesoro anunció la medida este martes
 

Reproduce este artículo

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó hoy a la empresa cubana Corporación Panamericana S.A. por servir de intermediaria en el comercio de hidrocarburos y sus derivados con Venezuela, cuyo régimen se encuentra en la mira de Washington.

Corporación Panamericana sirvió hasta ahora como tapadera de otra empresa cubana dedicada a la importación y exportación de combustible castigada en julio, Cubametales, según informó el subsecretario del Tesoro, Justin Muzinich.

 


“Cuba ha jugado un rol directo en prevenir el regreso de Venezuela a la democracia. El Departamento del Tesoro continúa persiguiendo a los evasores de las sanciones contra el ilegítimo gobierno venezolano”, agregó Muzinich.

Debido al embargo contra la Isla, Cubametales enfrentó serios problemas para realizar sus funciones, por lo que brindaba a sus socios los servicios de Corporación Panamericana, que hasta hoy se libró del castigo. La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro, encargada de realizar estas labores, descubrió que empleados de Cubametales cerraban los tratos con clientes extranjeros bajo la cobertura de la otra empresa.


Cubametales era responsable de garantizar el total de las importaciones y exportaciones de combustibles desde y hacia Cuba, según el gobierno de EE.UU.

En septiembre, el Tesoro sancionó a cuatro compañías y a igual número de embarcaciones que trasladan petróleo venezolano a Cuba, y con ello violan medidas impuestas por Washington.

Entre las empresas sancionadas están Caroil Transport Marine Ltd., con sede en Chipre, y Trocana World Inc. y Tovase Development, con sede en Panamá, encabezadas por Guillermo Faustino Rodríguez López-Callejas, hermano del general Luis Alberto Rodríguez López-Callejas.

Luis Alberto es, agregó, el “poderoso exyerno de Raúl Castro que dirige el conglomerado empresarial de los militares cubanos (GAESA)”. La cuarta compañía sancionada es Bluelane Overseas S.A, basada en Panamá.