El diálogo, la funcionalidad de la familia, y la convivencia civilizada, deben ser los pilares de una sociedad cubana próspera y armónica ...