Proponen nombrar Rosita Fornés al Teatro Nacional de Cuba

Los cubanos piden en redes nombrar Rosita Fornés al Teatro Nacional de Cuba, como un homenaje a la recién fallecida vedette cubana
Proponen nombrar Rosita Fornés al Teatro Nacional de Cuba
 

Reproduce este artículo

El periodista y locutor cubano Julio Acanda propuso, en los últimos días, nombrar Rosita Fornés al Teatro Nacional de Cuba, como muestra de homenaje a la recién fallecida vedette cubana.

 “Esa es mi propuesta para perpetuar su nombre y que de alguna manera siga en la cartelera de los espectáculos del futuro. Algo similar al Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”.

Las salas Avellaneda y Covarrubias del Teatro Nacional fueron escenarios donde La Fornés brilló en memorables funciones. Aún se recuerda allí su exitosa temporada de Confesiones en el Barrio Chino” escribió Acanda en su post.

La propuesta, lanzada en Facebook, ha recibido la aprobación de muchos usuarios y un total, hasta ahora, de 372 reacciones y más de un centenar de replicaciones. Aunque otros usuarios confiesan que el actual Karl Marx sería una opción más viable por ser el mayor teatro de variedades de Cuba.

Rosalía Palet Bonavia, más conocida en el mundo del arte como Rosita Fornés murió en Miami el pasado 10 de junio a la edad de 97 años.

El anuncio de su muerte llegó a través de un anuncio de Rey González, quien administra la Fanpage de la artista cubana en Facebook: "A pesar de las informaciones de los últimos días, nunca creí que verdaderamente tendría yo que comunicarles esta triste noticia.

Hoy, día 10 de junio 2020, a las 04:07 AM, a los 97 años de edad, falleció en Miami, rodeada de algunos familiares y amigos, Rosalía Palet Bonavía, nacida en Nueva York de padres españoles, conocida en Cuba y el mundo como Rosita Fornés, una artista cubana, La Reina del Arte Escénico de nuestro País".

La vedette presentaba un delicado estado de salud desde días anteriores y el personal médico no auguraba una recuperación satisfactoria. La actriz y cantante cubana padecía desde hace años una afección respiratoria crónica por un enfisema pulmonar.

“Catalogada como una “vedette” por su amplio registro de habilidades artísticas, Rosita Fornés hizo historia en Hispanoamérica con sus tempranas apariciones en el cine, la televisión y el teatro. Nació en Nueva York en 1923 pero fue traída por su familia a La Habana, donde de manera precoz inició su carrera profesional”, refiere la crónica de su muerte en ADN Cuba

En el 2001 le otorgaron el Premio Nacional de Teatro, junto a la también legendaria actriz María de los Ángeles Santana.

El Ministerio de Cultura cubano anunció que conforme a la "última voluntad" de la artista y de acuerdo con sus familiares, sus restos iban a ser trasladados de Miami a Cuba, siempre adoptando los requerimientos que impone la pandemia del nuevo coronavirus.

Mañana 16 de junio, los cubanos de la Isla podrán despedir a la artista cubana en el Teatro Martí de La Habana. En este escenario la Fornés debutó con Pardon Madame (de la opereta), Victoria y su húsar de Paul Abraham, junto a Miguel Bodegas, Miguel de Grandy (padre e hijo), Zoraida Beato, Armando Bianchi y Conchita Brando, con dirección musical de los maestros Gonzalo Roíg y Rodrigo Prats.

Sus familiares y amigos en Miami la despidieron en una funeraria local antes de que sus restos viajaran a Cuba.

El Teatro Nacional de Cuba abrió sus puertas al público el 3 de septiembre de 1979. Compuesto por dos salas, la de mayor extensión, con capacidad para 2 mil 254 personas, nombrada en honor a la gran poeta cubana Gertrudis Gómez de Avellaneda y la segunda (para 805 personas) como el actor cubano Fernando Covarrubias.