USAID, Almagro y Rosa María Payá denuncian a la dictadura cubana
Luis Almagro, John Barsa de USAID y Rosa María Payá asistieron al conocido programa de entretenimiento Hola! Ota-Ola.
USAID, Almagro y Rosa María Payá denuncian a la dictadura cubana

Este jueves, el show de entretenimiento Hola! Ota-Ola contó con la anticipada presencia del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. Bajó el slogan “apoyar al pueblo cubano y no a la dictadura” transcurrió el intercambio sobre política de Estados Unidos y la comunidad internacional. 

El programa transcurrió en forma de paneles, moderados por la activista Liu Santiesteban y Alexander Otaola, de igual manera contó con la participación de la periodista Marinellys Tremamunno y el Dr. Javier Larrondo.

Desde Washington, John Barsa, actual administrador interino de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), se refirió a la campaña de desinformación que promueve Cuba para descalificar a USAID en la isla.

Esta mañana el portal del régimen, Cubadebate, atacaba la labor de USAID y publicaba: "por qué todavía no se han desviado las decenas de millones de dólares que esa entidad se gasta anualmente en sufragar la subversión contra Cuba para atenuar los efectos de la pandemia en el país". 

"El régimen no quiere que el pueblo cubano sepa la verdad sobre la labor de USAID, porque entonces se preguntarían, ¿por qué USAID no puede hacer lo mismo aquí por nosotros?", explicó Barsa refiriéndose a la labor humanitaria de USAID, desconocida por muchos cubanos, y a la "demonización" del régimen de La Habana sobre las iniciativas de la agencia para brindar asistencia alrededor del mundo.

En 1961, por medio de una ley especial votada en el Congreso de Estados Unidos, el Presidente John F. Kennedy funda USAID, con la misión de brindar ayuda humanitaria en el extranjero y ayudar a promover la democracia. Mientras USAID trabaja de forma coordinada "con equipos de respuesta internacionales y con otros gobiernos donantes para maximizar los recursos para salvar más vidas", explica la misión oficial de la agencia, Cuba evita y persigue su presencia en territorio cubano. Solamente en el año fiscal 2017, USAID/OFDA respondió a 56 desastres en 51 países, otorgando más de $2 billones de asistencia humanitaria alrededor del mundo. 

"Los bienes más preciados que tiene el hombre son la libertad y la vida... y ya se encuentran en peligro en Cuba", comentó la activista y promotora de Cuba Decide Rosa María Payá, quien también asistió al programa y se refirió a la iniciativa "Solidaridad entre Hermanos", organizada en el sur de la Florida para recibir donaciones y enviar recursos de primera necesidad a Cuba mediante las iglesias.

En el panel se abordó también el polémico tema de las misiones médicas, la trata y explotación de médicos cubanos y "a dónde va el dinero de los profesionales de la salud", según detalló el anfitrión del programa. Además se contrastó "la pésima situación de los hospitales en Cuba" y el rol de la dictadura.  

"El día que la dictadura nos quite el poder más grande que tiene entre nosotros, que es el miedo, podrán dejar de hablar en nuestro nombre" comentó el presentador poco antes de presentar al último invitado del programa: el Secretario General de la OEA Luis Almagro, quien dejó clara su postura en contra de la dictadura castrista al indicar que el comunismo es "un sistema que fracasó a nivel mundial pero que Cuba no se da por enterada de este fracaso".

"Han seguido aplicando esta fórmula que no funciona a un costo altísimo para el pueblo cubano desde el punto de vista social: violando todos los derechos básicos de las personas tales como emitir opiniones, hacer cultura y crecer en términos económicos en Cuba opciones que no es posible en la isla", agregó el Secretario General de la OEA.

Además se refirió a la Revolución cubana como una "revolución parasitaria y fracasada desde el punto de vista político, la famosa frase de la soberanía no funciona y sabemos que el pueblo en Cuba no está representado por esas focas que aplauden, ni por los dictadores, ni por la tiranía, porque todo esto va en contra de todas las personas en cualquier parte del mundo", indicó.

Sobre el tema de la salud en Cuba agregó que "los trabajadores de la salud merecen otras condiciones de salario, de trabajo y merecen ser atendidos de otras maneras. Los cubanos no se merecen esos hospitales, merecen otras oportunidades. Los cubanos necesitan ayuda humanitaria para satisfacer condiciones básicas de la población y realmente el COVID-19 no se combate con medidas de represalia, se combate sin corrupción, con mejores medidas, el gobierno oculta la andocracia con la real falta de democracia".

De igual manera añadió, "la OEA siempre va a estar con el pueblo cubano". El número de seguidores en el programa ascendió en algún momento a más de 40 mil personas. 

Según aseguró Otaola, el régimen castrista ordenó desplegar sus 'brigadas de respuesta rápida' en redes sociales con el objetivo de boicotear la transmisión del programa. Otaola compartió en el perfil de Facebook de su programa un documento que indicaría que el régimen ejecutó "orientaciones" bastante específicas con el fin de responder a lo que La Habana califica como un "acto anticubano".

El texto, aseguran fuentes consultadas, circuló entre los médicos que trabajan fuera de la Isla. Las órdenes oficiales dadas a los internautas seleccionados fueron denunciar la publicación en Facebook como "contenido ofensivo" y difundir un artículo con tonos homofóbicos, publicado en el portal estatal CubaSí, donde se tildaba a los invitados de "haberse cabaretizado" al asistir al programa. 

Programa Especial de Otaola con Luis Almagro (OEA) y John Barsa (USAID) (jue. 7 de mayo del 2020)