Médicos Sin Fronteras abre hospital temporal en Tijuana, México, para atender casos de COVID-19

La organización Médicos Sin Fronteras instaló un hospital temporal en una cancha de baloncesto en Tijuana, México
Hospital de MSF en Tijuana, México. Foto: Efe
 

Reproduce este artículo

Médicos Sin Fronteras (MSF) anunció este jueves la apertura de una estructura hospitalaria temporal para asistir a pacientes con COVID-19 no críticos en la ciudad fronteriza de Tijuana, en el noroeste de México.

La ONG ha instalado en una cancha de baloncesto de la localidad todos los equipos necesarios para ser utilizado como una extensión del hospital general de Tijuana y ha confiado las operaciones médicas a los equipos de MSF, dijo este jueves la organización humanitaria, en un comunicado.

"Estaremos dando apoyo a las instituciones de salud con el objetivo de aliviar la carga hospitalaria en esta ciudad, que concentra el mayor número de casos acumulados en Baja California y es una de las zonas urbanas con mayor número de muertes por esta enfermedad en todo el país", dijo María Rodríguez Rado, coordinadora de respuesta a emergencias de MSF COVID en México.

 

 

Detalló que el equipo de MSF estará formado por 120 personas, de las cuales más del 60% será personal sanitario que permanecerá en Tijuana mientras dure la emergencia.

Actualmente, la ocupación hospitalaria en el noroccidental estado de Baja California es, de acuerdo con reportes oficiales, de 57 % para camas hospitalarias generales y 46 % para camas con ventilador (para enfermos críticos).

La ONG informó que esta acción se llevó a cabo en coordinación con la Secretaría de Salud estatal y con la organización de la sociedad civil Apoyemos Tijuana.

Según la organización Apoyemos Tijuana, esta unidad cuenta con 92 camas y el equipo especializado para atender la emergencia, además de que también recibe donativos de insumos médicos.

 

 

Hasta el último reporte del 6 de mayo, la ciudad de Tijuana cuenta con 1.110 casos de coronavirus y 229 defunciones, más de la mitad de los cerca de 2.000 casos que suma Baja California, y es una de las zonas con mayor transmisión de COVID-19 en el país.

Tijuana es una de las ciudades fronterizas donde no frena la movilidad de migrantes, la movilidad laboral México-Estados Unidos.

El martes, MSF demandó la suspensión de deportaciones desde Estados Unidos a países de América para evitar que se agravara en la región la crisis por la pandemia de coronavirus.

La organización señaló a Estados Unidos como "el epicentro de la pandemia COVID-19" al argumentar que el traslado de personas de este punto a países con menor tasa de contagio de esta enfermedad "podría exacerbar la crisis de salud en la región".

Además, alertó sobre el riesgo que supone el traslado colectivo de personas vulnerables a países con menores tasas de transmisión de la enfermedad, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría de estos países cuenta con sistemas de salud muy frágiles.

(Con información de Efe)