Seguridad del Estado rompe los teléfonos móviles de activistas cubanos detenidos en La Habana

La Seguridad del Estado cubano rompió los teléfonos móviles de la activista Iliana Hernández y quienes la acompañaban ayer 8 de abril, luego de detenerlos mientras caminaban por la calle Obispo en La Habana.
Iliana Hernández y amigos que fueron detenidos por la Seguridad del Estado
 

Reproduce este artículo

La Seguridad del Estado cubano rompió los teléfonos móviles de la activista Iliana Hernández y quienes la acompañaban ayer 8 de abril, luego de detenerlos mientras caminaban por la calle Obispo en La Habana.

La reportera independiente contó a ADN Cuba que su dispositivo móvil está seriamente afectad. Evidentemente la policía política intenta boicotear el trabajo que realiza como periodista y para el cual se vale de su teléfono.

En un audio enviado por Hernández a la redacción se perciben problemas en el audio del teléfono específicamente un fuerte ruido por detrás de la conversación, que imposibilita una buena comunicación.

“El audio se lo han cargado, se escucha con ruido. Anoche cuando quise cargarlo no se cargaba, el teléfono estaba con humedad y se pone pegajoso cuando le intento dar carga. Tuve que dejarlo apagado toda la noche y hoy cargó en la mañana”.

Hernández refiere que los móviles de Thais Mailen Franco Benítez y Sadiel González Delgado también presentaban problemas ayer.

Iliana Hernández y amigos detenidos en la vía pública

Hernández caminaba con sus amigos Thais Mailen Franco Benítez, Sadiel González Delgado, Janet Balbuena Rodríguez y Eliecer Romero Pérez cuando fueron interceptados por la policía y agentes de la seguridad  y arrestados en la vía publica. 

Un video en vivo publicado por CiberCuba capta el momento en que un agente de la Policía Nacional Revolucionaria pide la identificación de Hernández y de sus amigos.

"Tantas personas que hay en la calle y nos vienen a pedir el carnet de identidad a nosotros. No hemos cometido ningún delito", expresó la periodista.

Ante el acto represivo, decenas de personas se reunieron alrededor de los opositores.

"Yo quiero una Cuba donde no nos pase nada por pensar diferente y por eso estamos luchando".

También comenzó un intento de acto de repudio, pues una señora se acercó gritando "Viva Fidel".

Los detenidos fueron llevados en la estación policial del municipio Cerro (calles Infanta y Manglar) y su liberación trascurrió luego de las 11 de la noche.

En la mañana de este 9 de abril Hernández amaneció sitiada en su casa. En un video que compartió en redes se observa a un agente de la policía política apostado en las afueras vestido de civil. La activista dijo que también ayer había otro oficial en las afueras, este “parecía un robot, hasta la manera de hablar era robótica” afirmó.