Manipulan declaraciones de Ricardo Alarcón con fines provocadores

González Reinoso intenta desmenuzar los mezquinos y manipuladores intereses que puedan estar detrás del reciente video de Ricardo Alarcón publicado por Edmundo García y el llamado "Heraldo de Cuba"
Ricardo Alarcón
 

Reproduce este artículo

Un video de apenas un minuto de duración, que va ganando visualizaciones en la página del canal de un presunto youtuber que se nombra como el “Heraldo de Cuba”, el cual fuera subido este 29 de abril a sus listas de reproducción, y cuyo pomposo título suscita inmediatamente la sospecha sobre la debida credibilidad (“RC envía mensaje de Rebelión al Pueblo de Cuba”), ha sido extraído burdamente de una entrevista mayor que el locutor Edmundo García —luchador antiimperialista y en abierta postura contra el embargo yanqui, retornado ahora al monstruo del cual huyó a la isla cuando se le acabó el estipendio y se le reabrieron horizontes—, liberó en su espacio radial devenido también canal oficial allí “La tarde se mueve” el recién pasado 25 de abril, al habla desde La Habana con el expresidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba sobre cuestiones meramente universales, y acerca de las previsibles consecuencias que a todos acarreará una vez finalizada la actual pandemia.

Descontextualizando las palabras pronunciadas en tan breve lapso de tiempo por el exgobernante que hoy vegeta en su casa en “Plan Pijama” —como consecuencia del “explote” escandaloso de su secretario personal que nunca fue explicado al pueblo—, el sitio se apodera de lo que le conviene con ínfulas de provocar reacciones encontradas entre potenciales censores y/o lectores atorados o expectantes.

Dice Alarcón  allí que “…debemos volver a unir a mucha gente que no tiene que pensar igual, que no tiene  que ser marxista, socialista, socialdemócrata […en fin…] izquierdista..[…como…] para derrocar a la dictadura más prolongada que hubo en la historia de Europa”. 

Sentado frente a una computadora seguramente subsidiada por el estado revolucionario, Ricardo cita la rebelión portuguesa del 25 de abril de 1974 —conocida como la Revolución de los Claveles que tuvo lugar allí cuando los ciudadanos ahítos de toda tendencia ideológica acordaron salirse del cascarón opresor por falta de elecciones democráticas desde 1925, es decir, casi medio siglo de aguantar callados, lo cual representa mucho menos años que los nuestros— en son de la armonización vocal que le es afín. 

Pero en ninguna parte del segmento invoca a cubanos a igualarles.

Tras agregar su punto de vista sobre lo que ocurrió después de tal revuelta, en otro orden político y haciendo énfasis en la pluralidad conceptual (y similitudes quizá con el proceso antidemocrático que hemos vivido en Cuba tal cual en otras naciones del orbe), sin necesidad de mencionarlas, no se podría adivinar de primera vista y oído el contexto en que esta declaración suya pudo haber sido registrada.

Ni intuir que fuese cotejada después con esos “patrióticos fines” e incitar al despelote. 

De ese filón dorado se aprovecha el editor del sitio que ha cercenado citar a la matriz original de dónde extrajo este fragmento de las conversaciones para con el adulador mayamesco del régimen que él representara, investido quizá de la retórica pusilánime y con el habitual tono parsimonioso y seductor que le caracterizaba cuando gozaba de algún reconocimiento oficial —usando el mismo lenguaje con que desvarió frente al provocador y otrora cibercombatiente (en redes como ingeniero informático) Eliécer Ávila, a comienzos del siglo, en la UCI habanera,  ganándose el sambenito de “farsante y diletante irrisorio” por los ilógicos extremismos asumidos en respuesta a las inquietudes “normales para su edad” del entonces “inquieto” guerrero virtual.

Como en el video recortado el expersonero comienza diciendo “que hoy ya es 25 de abril”, por tanto, hora de convocar la cita con la historia, el tal Heraldo de Cuba ha creído oportuno desvirtuar lo dicho por el retirado funcionario, para atrapar a pelagatos nacionales con baja conectividad o a gente insulsa que se deja arrastrar con la última de trapo.

Ni falsos titulares provocarán la insurrección en la isla adocenada —y triste—, ni puntaje extra se anotará quien(es) ostenta(n) índice de suscripción que frisa apenas al centenar de afiliados.
El administrador de la página de Facebook que redirecciona al  portal se nombra Laureano Couso González.

Que haya existido en nuestro país un Periódico homónimo y digno, fundado por Manuel Márquez Sterling en 1913, quien más tarde fuera Presidente Honorable en funciones, y cuyo editor, un cubano-italiano héroe de la Guerra de Independencia y luego firmante de la única y con vergüenza Constitución de Cuba en 1940, Orestes Ferrara Marino, no le hace justicia a ninguno de los dos, pues sin titubearles un pelo denunciaron bravíamente —y en su momento— la hostilidad de los EE.UU hacia la isla, ya estando en México (1916), exponiéndose los dos a ser considerados cuales traidores a los poderosos intereses norteños de la época.

Flaco favor se hacen hoy quienes confunden y tergiversan información a los necesitados en verdad de encontrar esa verdad definitiva, por muy dolorosa o conmiserada que esta sea.

 

Escrito por Pedro Manuel González Reinoso

(Caibarién, Las Villas, 1959) Escritor Independiente. Economista (1977), traductor de lenguas inglesa y francesa (1980-86). Actor y Peluquero empírico. Fundador de ¡El Mejunje!, Santa Clara (1993) donde nació a Roxana Rojo. Trabajos suyos incluyen poesía, artículos, ensayos. Su personaje aparece en varios documentales del patio: "Mascaras" y "Villa Rosa" (Lázaro Jesús González, 2015-16), "Los rusos en Cuba" (Enrique Colina-2009). Fue finalista del Premio Hypermedia de Reportajes en 2015.