Un niño hondureño da comida a migrantes cubanos

“Cosas como esas hacen que en los momentos más oscuros saques las fuerzas para seguir adelante”, dijo un migrante cubano de paso por Danlí, en Honduras
Niño de Honduras repartiendo comida a cubanos
 

Reproduce este artículo

Un niño de Honduras se hizo conocido este jueves en las redes sociales de los cubanos, por repartir comida a los migrantes que transitan por la ciudad de Danlí, en la ruta hacia los Estados Unidos.

“Un niño hondureño ayuda dando comidas a emigrantes cubanos que duermen en las calles con fin a un objetivo... Ese niño fue tan atento y amable que nos estrujó el corazón con su belleza”, contó en Twitter Yosiel López Bello.

Agregó que su novia “decidió darle un pullover de recuerdo por lo atento que fue [y el niño] muy penoso salió corriendo y al rato viró con esta hermosa nota”.

“Cosas como esas hacen que en los momentos más oscuros saques las fuerzas para seguir adelante”, concluyó el cubano, un estudiante de Comunicación Social que se lanzó a la ruta migrante.


Un usuario de Twitter que se identifica como Juansinmiedo, comentó que en “travesía por Centro América donde mejor nos trataron fue en Honduras, a pesar de que eran personas muy humildes”.

Otro, de nombre Ardiel, agregó que los “hondureños están muy al tanto de la situación cubana, en los 2 lugares que estuve en Honduras los que nos guiaban nos mostraban su solidaridad y desacuerdo con lo que está pasando el pueblo cubano”.

Pero no siempre corren la misma suerte. Las autoridades hondureñas detuvieron el martes pasado a 241 migrantes de Cuba en el oriente de ese país, así como a nueve presuntos traficantes de personas que los acompañaban, informó la agencia de noticias EFE.

Seis presuntos traficantes, conocidos también como “coyotes”, fueron detenidos en el municipio de Danlí, departamento de El Paraíso, fronterizo con Nicaragua, por “transportar ilegalmente” a 116 migrantes cubanos.

Los cubanos eran trasladados en dos autobuses por los “coyotes”, de entre 18 y 41 años de edad, todos con domicilio en Danlí, añadió la nota de la agencia española.

Otros 125 migrantes cubanos fueron detenidos también en Danlí cuando viajaban en dos camiones conducidos por otros tres presuntos traficantes de personas.

Los nueve “coyotes”, todos hondureños, quedaron a disposición del Ministerio Público, quien determinará su situación jurídica por la probable “comisión del delito flagrante de tráfico ilícito de personas”, señaló la Policía hondureña.

Todos los cubanos fueron puestos bajo resguardo del Instituto Nacional de Migración (INM), donde las autoridades coordinarán su retorno a su país o les permitirán cruzar el territorio luego de pagar una multa de más de 200 dólares por haber ingresado de manera irregular al país.

Decenas de extranjeros, en su mayoría cubanos y haitianos, están varados en Danlí mientras esperan regularizar su situación en el país o encontrar alguna vía clandestina para transitar por el territorio hondureño y llegar a la frontera con Guatemala.

El obispo de Danlí, José Antonio Pio, afirmó que los migrantes extranjeros que llegan a ese municipio sufren “múltiples atropellos”, como el cobro “impositivo” de una multa por parte de las autoridades hondureñas.

“Estamos hablando de 230 dólares (...) sí a cualquier hondureño residente aquí le llegará una multa de 5000 lempiras (unos 230 dólares) con la precariedad económica que tenemos aquí, le caería como un balde de agua fría, imaginemos lo que significa esto para un migrante”, subrayó el religioso.