Fallece cubano bajo custodia del ICE, en centro de detención de Louisiana
Los compañeros del inmigrante cubano Roylán Hernández Díaz en el centro de detencion de ICE en Louisiana pidieron a gritos libertad desde un área deporrtiva en la que se encontraban.
Fallece cubano bajo custodia del ICE, en centro de detención de Louisiana
 

Reproduce este artículo

El cubano Roylán Hernández Díaz, un migrante cubano de 43 años, que llevaba cuatro meses detenido en el Richwood Correctional Center, de Louisiana, falleció mientras estaba bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), denunció su esposa a Telemundo 51.

 

Hernández cruzó la frontera en mayo pasado a través de El Paso, Texas junto a su esposa, Yarelis Gutierrez. Ambos fueron detenidos, pero a ella la liberaron un mes más tarde y él fue enviado a Louisiana, donde permaneció hasta su muerte.

La viuda de Hernández asegura que supo de su muerte el martes, cuando poco después de las 4 de la tarde, un oficial de ICE la llamó por teléfono y le dijo “lamentamos informarle que su esposo Roylán Hernández murió bajo nuestra custodia”.

De acuerdo con la información que no ha sido confirmada por las autoridades, compañeros de celda declararon que Hernández se había declarado en huelga de hambre para llamar la atención sobre su caso y por ello fue recluido en una celda de castigo cuatro días atrás.

"Esto es por injusticia", fue el mensaje que envió el joven cubano al conocer la decisión final de su caso migratorio mientras seguía detenido en una cárcel de Lousiana.

Los mismos detenidos aseguran que el migrante les había advertido a los guardias de seguridad que si no atendían su caso con el debido proceso, se quitaría la vida.

El martes, aproximadamente a las 3 de la tarde, un oficial de la correccional lo encontró muerto, de acuerdo con testimonios de los migrantes. Sin embargo, todo permanece como una versión extraoficial y el hecho hasta este momento no ha sido confirmado por ICE.

Tambien en Louisiana, el pasado mes de septiembre, otro cubano detenido por un caso migratorio de nombre Osleivy Carnaval se cosió la boca tras conocer la decisión de su caso migratorio y denunciar que se trataba de una injusticia. El joven de 26 años no había conseguido demostrar "miedo creíble" en su entrevista de asilo y enfrentaba una orden de deportación.