Madre cubana denuncia que vive en casa con peligro de derrumbe y al lado de fosa abierta
Las instituciones reconocen el peligro de dicha columna que se está reventando y podría caer en cualquier momento, poniendo en riesgo la vida de una familia
Madre cubana denuncia que vive en casa con peligro de derrumbe y al lado de fosa abierta

Deyanira La Paz Hernández, residente en San José de las Lajas, Mayabeque, denunció que su vivienda está en peligro de derrumbe y además se encuentra al lado de una fosa abierta.

Según se publicó en el oficialista Juventud Rebelde, la fosa de su casa se derrumbó, y al pie de ella hay una columna de cuatro metros que soporta un tanque de agua de mil litros

La Paz Hernández realizó varias gestiones ante entidades estatales y la visitaron cuatro comisiones, señala el periódico.

Las instituciones reconocen el peligro de dicha columna que se está reventando y podría caer en cualquier momento, poniendo en riesgo la vida de una familia.

"La fosa está al descubierto; la comisión de Salud Pública afirmó que esto trae propagación de vectores y otras epidemias", contó Deyanira.

La mujer vive con dos hijos: la mayor es inmunodeprimida y el más pequeño de 11 años es alérgico y asmático.

"Sigo en espera de una solución por parte de las entidades competentes", concluye.

A finales de junio, otra madre cubana denunció que vive en una casa inundada con agua de fosa y el régimen no la ayuda.

“He pedido ayuda donde quiera, estoy ya que es un peloteo para aquí y para allá, ya no sé a dónde ir”, así comienza la denuncia en redes de Yelena Fajardo Santiesteban, una cubana que ha explotado todas las vías para resolver la difícil situación de su casa y no ha recibido ayuda del régimen. Las redes son ahora el espacio para tramitar su queja como el de tantos cubanos que no encuentran solución a sus problemáticas sociales.

Yelena es madre de dos hijos, uno de ellos padece de osteoporosis crónica generalizada. Su casa se inunda de aguas albañales y ella teme por la salud de sus hijos menores de edad. Yelena se gana la vida como costurera, una profesión que no trae muchas ganancias al hogar de una madre soltera. 

Su vivienda ubicada en la Calle 5 No. 305 entre Mártires y Bayamesa en el capitalino reparto Camilo Cienfuegos es tan solo un cuartico de cuatro metros de largo por cuatro de ancho.