La escasez de los productos de aseo continuará hasta mayo o junio

Así lo dio a conocer Betsy Díaz, ministra de Comercio Interior. Sin embargo, en febrero su pronóstico había sido más alentador: dijo que la estabilidad llegaría en abril
 

Reproduce este artículo

Si usted esperaba una mejoría de la situación de los productos de aseo en abril, rehaga sus cálculos, pues los pronósticos de las autoridades cubanas dicen que hasta mayo o junio no se estabilizará la venta de estos bienes básicos a la población.

Así lo dio a conocer Betsy Díaz Velázquez, ministra de Comercio Interior, en un encuentro con la prensa. Sin embargo, el 5 de febrero su pronóstico había sido más alentador: dijo que la estabilidad del abastecimiento llegaría en abril.

Aun así declaró que el jabón, el detergente líquido, la pasta dental y demás necesidades de un hogar para la higiene mostrarán una ligera mejoría este mes y el próximo.

La ministra negó que tales productos se vendan por la libreta de abastecimiento como medida de emergencia. “Si no tenemos la cantidad suficiente para poner, por ejemplo, un jabón per cápita, y asegurar que este llegue según los ciclos establecidos a la población, no podemos asumir entonces medidas de control en el registro de consumidores”, aseguró.

“Lo que sí podemos hacer y hacemos, es darle la potestad a las autoridades del territorio para que apliquen medidas de regulación en la venta de productos muy demandados y con insuficiente oferta en el mercado. No estamos hablando del administrador, sino de una facultad de los gobiernos y administraciones municipales”, afirmó.

A inicios de febrero, la funcionaria expresó en rueda de prensa que el país tiene un “grave déficit” financiero y el poco dinero disponible está destinado al abastecimiento de combustible, medicamentos y la alimentación de la canasta básica.


Sólo la canasta básica, aclaró Díaz, cuesta anualmente a Cuba 1000 millones de dólares, ya que casi todos sus productos son importados.

ADN viene informando sobre la agudización de las carestías materiales en Cuba desde septiembre de 2019, momento en que se declaró la llamada “coyuntura”, periodo "puntual" de problemas económicos que, al parecer, persiste en no terminar.

Si bien los problemas económicos de Cuba datan de hace décadas, en los últimos meses “desaparecieron” los productos de aseo, el gas licuado, el combustible para el transporte estatal y particular, algunos alimentos básicos, entre otros insumos vitales para la vida cotidiana de los cubanos.

El gobierno culpa a la administración Trump por las nuevas sanciones aprobadas contra empresas de la Isla y Venezuela. Mientras tanto, economistas y críticos del sistema vuelven la mirada sobre el ineficiente sistema de la Isla, controlado por el Estado.