Industria del acero sin chatarra que fundir... por culpa del "bloqueo"

La empresa siderúrgica Acinox no pasó un buen año 2019. A falta de chatarra que fundir, tiene que importarla para producir acero inoxidable. Lo interesante es que sus directivos, en un informe realizado hace poco, le echan la culpa al “bloqueo” porque no haya chatarra en Cuba.

“El bloqueo tiene una alta incidencia principalmente porque afectó el abastecimiento de chatarra y la situación energética del país”, dijo Ramón Wilfredo Ávila Zambrano, titular de Producción en Acinox en Las Tunas.

También en el área de mantenimiento industrial se sintieron los efectos del bloqueo, pues cayeron las importaciones de piezas de repuesto. No obstante “con la pericia de todos los trabajadores optimizamos el rendimiento”, destacó el director de la unidad empresarial de base (UEB) Acería, José Alberto Plá Espinosa.

De esta planta salen las barras corrugadas de acero al carbono muy demandadas en la construcción de viviendas y otras inversiones dentro del país. Junto con Antillana de Acero de La Habana, Acinox Las Tunas tiene a su cargo la producción de palanquillas y barras corrugadas de acero al carbono en Cuba.

A pesar de los escoyos, en el 2019 Acinox vio progresar su iniciativa Automatización avanzada para la elaboración y afino del acero (AA-ELACERO), que lleva adelante junto a varias universidades. El proyecto ya se concreta con la realización de dos tesis de maestría en Eficiencia Energética y otras tres en Ingeniería Industrial, así como cuatro doctorados y 16 de maestrías en Automática.

Acinox, fundada en 1990, exporta a Europa, el área del Caribe y América Central aceros al carbono, acero inoxidable y conductores eléctricos en diferentes surtidos. Su catálogo incluye, además de los mencionados, alambres con púas y otros derivados del alambre, electrodos, conductores eléctricos y telefónicos, bombas y sistemas hidráulicos, carbón antracita, magnetizadores, entre otros.