“Cuba necesita mucha libertad para expresarse”: Raúl Soublett
ADN Cuba conversó con Raúl Soublett, coordinador general de la Alianza Afrocubana y uno de los jóvenes más destacados de la sociedad civil, sobre los retos del activismo dentro de la Isla
Raúl Soublett López. /Foto: ADN CUBA

 

Raúl Soublett López, coordinador general de la Alianza Afrocubana, es uno de los jóvenes cubanos más destacados dentro de la sociedad civil de la Isla. Su organización defiende a la vez los derechos de la comunidad LGTBIQ y los afrodescendientes cubanos.

Soublett fue reconocido entre los 10 jóvenes cubanos que más impactaron el 2019 por el sitio web Cuballama, precisamente por su labor contra las discriminaciones que persisten en la Isla, a pesar de los esfuerzos de instituciones oficialistas y activistas independientes.

ADN Cuba conversó con él sobre los retos del activismo en el contexto actual que vive el país, y ese sentido reconoce que “hay una necesidad de expresarse, de ser espontáneos, autónomos, independientes, y no depender de una matriz”.

“Nos hemos enfocado (…) en el tema de las personas negras dentro del colectivo LGBT, por el propio tema de la discriminación racial que hay dentro del colectivo, que se invisibiliza en estos espacios de debate (…)”, comentó el muchacho, y explicó que “cuando hay un grupo LGBT, el líder es un gay blanco, hombre, entonces sigue la construcción del mismo patrón, y las personas negras siguen quedando por debajo, en el subsuelo”.

El joven señaló que están “esperando que se construyan esas leyes” que protegerían a ambos grupos contra la discriminación que sufren.

“(…) Nos choca mucho el Código de Familias que estamos reclamando; que se reconozca a ‘las familias cubanas’, y no se lleve a plebiscito”, dijo en referencia a la futura legislación que definirá las formas en que el Estado asume el concepto de familia en Cuba, y que el régimen pretende someter al escrutinio público, violando el principio defendido por los activistas de que “los derechos no se plebiscitan”.

Para Soublett— que es maestro de una escuela primaria y estudia el tercer año de Licenciatura en Informática—  llevar los derechos de la comunidad LGBTIQ a plebiscito es anticonstitucional.

 

 

“No es fácil que las personas no te entiendan, o que te etiqueten de cierta forma”, dice el muchacho, y reconoce que es “complicado” y “mal visto” hablar de temas como el racismo y la homosexualidad en las escuelas de Cuba.

Sobre el trabajo de la organización, Soublett contó que en diciembre pasado denunciaron la violencia verbal de un chofer sobre una de las integrantes de la Alianza Afrocubana. El chofer ofendió a la mujer con la frase: “cállate, mona”.

“Lo hicimos público, y fuimos hasta donde ella quiso”, añadió.

Se refirió también a la carta de denuncia que presentó en 2019 ante el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), protestando contra un programa de televisión en que el historiador del Ballet Nacional de Cuba se refiere en términos racistas a las personas negras en la danza.

En esa ocasión el joven propuso “que se analicen estos comentarios discriminatorios y se ofrezca una disculpa pública mediante los medios de difusión masiva que tenga a su alcance”. Hasta el momento el ICRT no ha contestado en público y directamente.

“Estamos aquí esperando una respuesta— señaló el activista. Hasta que ellos nos contesten, nosotros vamos a seguir”.

“Cuba necesita mucha libertad para expresarse, para decir lo que quiere (…). Cuba necesita también la unión de las personas, que haya más solidaridad, más humanismo, que las personas puedan llevarse como una verdadera familia”, acotó el joven.