Señorita Dayana en el remix de "Lunarcito" con Harryson

“Todas las mujeres diciendo: Ay, qué rico todo eso. ¿Ya lo escuchaste?”, escribió la reguetonera en Miami
Dayana
 

Reproduce este artículo

La reguetonera cubana radicada en Miami, Dayana Chávez, mejor conocida como la Señorita Dayana, anunció en sus redes sociales el lanzamiento del remix “Lunarcito” del cantante Harryson.

“Ya salió Lunarcito (remix) @harryson1pesao esta vez con #srtadayana”, escribió la joven cantante que se radicó en la ciudad del sur de la Florida. En otra publicación añadió “todas las mujeres diciendo: Ay, qué rico tó esooooo. ¿Ya lo escuchaste?”.

En abril de este año, Harryson lanzó un primer remix junto al Taiger. Harryson señaló en su Instagram que quería “muchos diablos en los comentarios. El remix, calla bocas”. El Taiger agradeció con un: “Gracias mi negro por compartir tu música con este humilde servidor”.

Ambos reguetoneros cubanos estaban “pegados” en la isla, tanto con “El Lunarcito”, como con “Habla Matador”. Ahora han decidido unir esfuerzos, y muchos fanáticos califican el resultado como “un exitazo”.

En abril de 2021, Harryson se fue “mundial” con el tema “A mí que me importa”. Harry “el Pesao”, como también se hace llamar, tiene apenas 25 años y está cumpliendo un sueño tras “pegar” varios temas en la isla y fuera de ella.

Harryson tiene una niña y un niño (Allison y Enzo). Changó es su padre espiritual y su apodo de “Pesao” es, como afirma, para aquellos a quienes considera enemigos, “porque siempre les voy a joder los planes”. Algunos creen que es el “único” que realmente hace dudar de la corona de Chocolate MC entre los reparteros cubanos.

Mientras, la Señorita Dayana anunció en sus redes sociales el nacimiento de su primera hija, Victoria, el pasado 30 de enero.

Añadió que las dos estaban bien y saludables. “Ella lleva una semana dándome besitos y cariñitos y sin dormir casi muy pendiente de mí. Creo que es un poquito exagerada, pero entiéndanla, soy su primer bebé. Por eso pienso que no había publicado nada mío. Ah, y también porque no me gustan mucho los paparazis”, concluyó.