Ley Helms-Burton: North American Sugar demanda a empresas por sus negocios en Cuba
Empresas Dinamarca, Alemania y China enfrentan una demanda de la North American Sugar Industries, que se acogió a la Ley Helms-Burton y pide una compensación de 97 millones por negocios hechos con el régimen en terrenos que eran de su propiedad
Desembarco en 2018 de los primeros aerogeneradores de China, Puerto Carúpano. Foto: Granma
 

Reproduce este artículo

Empresas Dinamarca, Alemania y China enfrentan una demanda de la firma North American Sugar Industries que se acogió a la Ley Helms-Burton.

La compañía logística danesa DSV Panalpina se encuentra en medio de un conflicto entre Cuba y Estados Unidos, por operar en terrenos confiscados luego de la llegada al poder de Fidel Castro. DSV está acusada de violar la legislación estadounidense al hacer negocios en Puerto Carúpano, en la nororiental provincia de Las Tunas, violando la Ley Helms-Burton.

La empresa de Dinamarca, junto con la naviera alemana BBC Chartering, participaron durante 2018 y 2019 en la transportación de varias piezas de turbinas eólicas, que fueron llevadas a esa zona del municipio cubano de Puerto Padre, informó la página ShippingWatch.

Ahora enfrenta la reclamación de la North American Sugar Industries, propietario del puerto cubano antes de la “nacionalización”, que las acusa de ocultar intencionalmente sus envíos al desembarcadero de la isla mediante la enumeración de otros puertos en los informes, algo que DSV niega.

“En colaboración con el cliente [Cuba], DSV ha trabajado a fondo para garantizar el cumplimiento de la legislación aplicable”, respondió la empresa de Dinamarca a ShippingWatch.

Hacia 1960, Puerto Carúpano fue intervenido por el joven gobierno formado luego de la toma del poder por Castro. Los demandantes alegan que la nacionalización ocurrió sin compensación a North American Sugar, como mismo a otras empresas estadounidenses. La ley Helms-Burton permite que compañías como el productor de azúcar, demanden a quienes ganen dinero con negocios del régimen castrista que involucren sus propiedades anteriores.

Puerto Carúpano se ubica a menos de treinta kilómetros del Parque Eólico la Herradura, por lo que hasta allí dirigieron los aerogeneradores enviados desde China.

ShippingWatch explica que la demanda de la firma estadounidense se refiere a dos envíos a bordo de los buques BBC Jade y BBC Moonstone, que según los abogados de la North American Sugar, tenían como destino oficial de las mercancías a Miami.

“Mientras que los demandados enrutaron la carga para incluir una parada de reabastecimiento de combustible en Miami, el verdadero destino de envío era Cuba, y el verdadero puerto fue el confiscado”, se lee la demanda, haciendo referencia al desembarcadero de Las Tunas. Según la queja a la que tuvo acceso ShippingWatch, tanto DSV como BBC Chartering conocían que la operación infringía la legislación estadounidense y trataron de ocultar el destino del envío.

La demanda de American Sugar se dirige a cinco compañías con un total de 97 millones de dólares, más intereses y costos de los casos. Las demandadas incluyen la filial estadounidense DSV Air & Sea de DSV, BBC Chartering USA y BBC Chartering Singapore. También dos dependencias del fabricante chino de aerogeneradores Goldwind, que se encarga del proyecto eólico en Cuba y contrató a DSV y BBC para llevar los equipos a La Herradura.