De esta se van
Tus cincuenta y tantas tiendas en MLC se vaciarán en breve, no posees una infraestructura que soporte la demanda, el pueblo está desesperado, no tiene dólares, sufre de calor, hambre y sed; el coronavirus acecha y tu sistema de salud desapareció.
Al régimen le queda poco
 

Reproduce este artículo

El MLC invento macabro, vino a complicarle la vida al pueblo cubano, como era de esperar, pero también a la tiranía. Se ha convertido en un caos que seguirá creciendo como la bola de nieve cuando va pendiente abajo.
Es increíble la ineficiencia del sistema de gobierno cubano que nada hace bien. Y es lo normal, el hábito de no hacerlo bien por 61 años está adquirido y ya no hay quien pare eso.

Luego de meterle quinta al pueblo cubano con el MLC, este pasa las mil peripecias para sacar su tarjeta magnética porque es la única vía que tiene para conseguir lo que le han limitado durante meses en plena pandemia, con el objetivo de sofocarlo para que salga despavorido al ver los productos que desesperadamente necesita.

Y el cubano, otra vez, se aglomera, tiene que hacer unas colas terribles para algo que se supone esté totalmente controlado. ¿Qué es eso de que la infraestructura no existe? ¿Cómo es posible que no haya personal? No me vayas a decir que es porque estás cuidando a tus trabajadores de un posible contagio, porque hasta para enriquecerte tus bolsillos no hay fluidez. Solo existe una masa de pueblo afuera de las tiendas incluyendo las del MLC y los bancos ya no son la excepción. ¿De verdad?

Su juego macabro les está jugando una mala pasada: INEPTOS. Ustedes son muy malos ejecutando políticas. Sus estrategias dan resultados como estos:

Sector industrial, minero y azucarero están acabados; el sector agrícola, ganadero y el pesquero, acabados; el sector turístico, pérdida, ni tan siquiera supieron aprovechar la apertura que trajo la política de Obama.

La deuda externa sigue inflándose a cantidades impronunciables y Cuba está más vacía que nunca.

Tu política de adquisición de crudo del petróleo y derivados, en línea roja, ya la quebrada Venezuela no aguanta más.

El comercio exterior es una pena. Las exportaciones siguen disminuyendo –obvio–, dependes exclusivamente de las importaciones. Has acabado con el sistema empresarial cubano y con cada empresario extranjero.

El sector privado, ese que llama cuentapropismo, le tienes puesto una bota en la cabeza y la consecuencia a corto, medio y largo plazo es que la inyección a la economía que ellos suministran al país se ve afectada, cuando solo ellos pueden levantarla.

Ni zafra de los 10 millones, ni la pobre vaca Ubre Blanca, ni el polivit, ni tus dos libras de arroz adicionales, nada, pero nada ha sido un éxito.

Entonces, ¿qué te hace pensar que tu idea macabra de la Miseria Libremente Convertible, tu MLC, será diferente? ¿Qué garantías le estas dando al pueblo cubano? Amén de ser una medida abusiva, impuesta y asesina.

Te pinto el panorama:

Tus cincuenta y tantas tiendas en MLC se vaciarán en breve, no posees una infraestructura que soporte la demanda, el pueblo está desesperado, no tiene dólares, sufre de calor, hambre y sed; el coronavirus acecha y tu sistema de salud desapareció.

Los campos están vacíos e improductivos –y sí hay guajiros para trabajarlos–, la ganadería es inexistente; las pocas cosechas las dejas podrirse; ausencia de productos en tus puntos de ventas.

Eso no aguanta más, ya está bueno ya que Cuba no aguanta más. Están a punto de ver al pueblo cubano noble e ingenuo reclamándoles en las calles que se vayan, acaben de entender que se les acabo el tiempo , de esta, ustedes SE VAN !!!