Comercio contemporáneo está a años luz del que se utiliza en Cuba, asegura economista
Para Monreal, no quedan claras las razones por las que se frustró el proyecto de fabricación de los tractores Oggun en Cuba
Comercio contemporáneo está a años luz del que se utiliza en Cuba hoy, asegura economista
 

El economista cubano, Pedro Monreal, aseguró este martes que el "comercio contemporáneo está a varios años luz del esquema encartonado que se utiliza hoy en Cuba".

En Twitter, el catedrático realizó un hilo para explicar este atraso.

"Un esquema de suministro de equipo agrícola efectivo debería incluir el suministrador instalado dentro de Cuba, con almacenes de piezas, asistencia técnica y servicio de postventa. Eso pudiera hacerlo una PYME privada cubana bajo contrato", señaló.

Asimismo explicó que por ejemplo en Kenia, las empresas chinas de tractores tienen presencia y dan servicio a los tractores de su marca, y a los de otras empresas chinas con las que tiene acuerdos), con independencia de cómo se hizo la importación del tractor.

Para Monreal, no quedan claras las razones por las que se frustró el proyecto de fabricación de los tractores Oggun en Cuba, "pero parecía ser un esquema beneficioso", agrega.

El economista también se refirió la semana anterior a las medidas anunciadas este 16 de julio por el régimen cubano, alegando que tienen "defectos de fábrica".

Consideró que todavía se carece de información y solamente comentó las medidas que le parecen más relevantes, separándolas en dos grandes grupos: de corto plazo y con efecto sobre el consumo, y medidas con impacto sobre el aparato productivo.

"Como los cambios hay que empezar a implementarlos lo antes posible, es preferible aplicar esas medidas en su forma actual, para no retrasar más las transformaciones, a pesar de varios defectos de fábrica de las medidas", concluyó en Twitter.

Además, publicó el análisis completo en su blog, donde explica que el CUC parecería ser "una rueda que sobra" en todo este engranaje.

El régimen de Cuba elimina a partir de este lunes el gravamen del 10% al dólar estadounidense vigente desde 2004, una medida reclamada por la ciudadanía que ahora tomaron porque forma parte de un plan para paliar su actual crisis económica, agravada por los efectos del virus.

"Esta es una medida que beneficia a todos los cubanos de dentro y fuera del país, (...) que se toma en medio del recrudecimiento del 'bloqueo' [embargo] de Estados Unidos y permite darle más capacidad de compra al dólar", explicó el ministro cubano de Economía, Alejandro Gil, durante una comparecencia en la televisión estatal.

Desde hace semanas se especulaba sobre la apertura inminente de tiendas en moneda extranjera, una noticia que levantó polémica e indignación entre los cubanos, que sufren hoy la escasez endémica de la isla, agravada por los efectos de la pandemia.