Dos premios Gabo de periodismo critican a OnCuba luego de pedir fondos

Este jueves, el medio que se denomina como extranjero, acreditado en la isla, lanzó una petición a su audiencia para recaudar fondos
Dos premios Gabo de periodismo critican a OnCuba luego de pedir fondos
 

Reproduce este artículo

Los periodistas cubanos Mónica Baró y Jorge Carrasco, ambos premios Gabriel García Márquez, criticaron las formas de la revista OnCuba para pedir fondos a sus lectores.

Este jueves, el medio que se denomina como extranjero, acreditado en la isla, lanzó una petición a su audiencia para recaudar fondos.

"Durante este tiempo hemos podido autofinanciarnos, luchando, a veces, contra el mal ánimo de quienes no desean un tipo de periodismo que favorezca el diálogo, la diversidad de opiniones, y sobre todo, la unidad entre cubanos y la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Hasta hoy hemos publicado textos de cientos de colaboradores, cubanos que viven dentro y fuera de la Isla, algunos de ellos, son las firmas más brillantes en sus respectivas áreas de conocimiento", expresan en su solicitud.

Agregaron que la pandemia de Covid-19 ha interrumpido sus fuentes de ingresos relacionadas con la venta de publicidad en nuestra revista impresa y en las redes sociales, y los viajes familiares y programas de viajes autorizados de Estados Unidos a Cuba.

"En medio de esta crisis les pedimos ayuda a ustedes, nuestros únicos “socios” y la razón por la que estamos aquí. Necesitamos mantener gastos mínimos que nos aseguren un periodismo razonado, equilibrado, lejano del esquema propagandístico o desinformador que desgraciadamente impera en la mayoría de los medios que reportan sobre Cuba", expresaron.

Debido a las afirmaciones anteriores, el primero en salir fue Carrasco, quien acusó a esa revista de atrasar el pago a sus colaboradores y de tener una actitud condescendiente con el régimen de La Habana.

"Un medio que no solo ha estafado a sus trabajadores sino a su público, cuando decidió hace mucho asumir una posición muy peligrosamente tibia ante el régimen Castrista, en pos de mantener las operaciones de negocios de su dueño, al que aparentemente ahora se le ha acabado el dinero o quiere ver quién muerde este anzuelo. Hugo Cancio: paga lo que debes, asume el riesgo de dejar que se escriba lo que se debe y después el dinero vendrá solo. No vas a tener que pedirlo", concluyó el periodista radicado en Miami.

 

 

Para Mónica Baró, premio Gabo 2019, esas no fueron las formas correctas de pedir financiamento a lectores, aunque defiende el derecho a hacerlo y lo considera legítimo.

"Para solicitar el apoyo económico de tu comunidad, no es necesario demeritar el trabajo de “la mayoría de los medios que reportan sobre Cuba”. Sobre Cuba reportan básicamente tres tipos de medios: estatales, extranjeros acreditados y no acreditados e independientes cubanos. No sabemos a qué tipo de medios hace referencia el comunicado, porque no diferencia, y al no diferenciar se puede asumir que se refiere a todos. Pero no todos los medios en Cuba se encuentran en igualdad de condiciones para producir periodismo", explicó Baró.

La reportera de El Estornudo habló sobre el privilegio que significa ser un medio acreditado en Cuba, derecho que tienen muy pocos.

"Si OnCuba no hablaba de las decenas de periodistas independientes que han sido vigilados, acosados, perseguidos, amenazados, detenidos, encarcelados (como Roberto de Jesús Quiñones), discriminados o segregados sistémica y sistemáticamente por hacer su trabajo, debió precisarlo, o abstenerse de posicionarse en un supuesto nivel de superioridad periodística, que habría que ver si es tal, sin el privilegio de una acreditación. Porque reportar sobre Cuba con acreditación, con acceso a fuentes públicas y sin la amenaza de ir a la cárcel en medio de una cobertura, es un privilegio. Un privilegio de los medios estatales regulados por el Partido Comunista y de algunos medios extranjeros", sentenció.