Ray Fernández contra el MSI: “un trovador devenido limpiabotas”
El poeta y periodista independiente Jorge Enrique Rodríguez, respondió al trovador Ray Fernández por burlarse de los activistas y aliados del Movimiento San Isidro
Ray Fernández y artista en huelga Luis Manuel Otero. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El poeta y periodista independiente Jorge Enrique Rodríguez, respondió al trovador Ray Fernández por burlarse de los activistas y aliados del Movimiento San Isidro, que en la calle Damas 955 en la Habana Vieja, permanecen atrincherados. Los activistas por los derechos humanos, artistas y periodistas independientes, se recluyeron en reclamo a la liberación del joven rapero contestatario Denis Solís, detenido arbitrariamente y encarcelado tras un juicio sumario bajo cargos fabricados y sin garantías legales.

Sin embargo, Fernández ha arremetido con mensajes de odio y ha bromeado con la posibilidad de los activistas asediados por el Estado.

ADN Cuba reproduce el comentario de Jorge Enrique Rodríguez, y compartimos al final capturas de pantallas de lo expresado por Ray Fernández y las respuestas de rechazo de otros cubanos:

 

Tribulaciones de un trovador devenido limpiabotas.

Aquel que un dijo "Lucha tu yuca Taíno", ahora cambia de oficio: abandona la guitarra y echa mano al betún, el cepillo y la felpa.

Y es que Ray Fernández [alias Tun Tun], no pudiendo igualar la estatura ni la valía moral de los miembros del Movimiento San Isidro, invierte su destiempo en denigrarlos.

Comete su mezquindad tras un presunto choteo y bajo la justificación de que, él "se burla de todo y de todos". No lo hace entre arpegio y arpegio, sino desde un simulacro de pícaro o bribonzuelo de segunda mano.

En su oxidado sentido común, Tun Tun se burla de la huelga que iniciaron varios miembros del MSI para exigir la liberación de

Denis Solís González. Pero la suya no es cualquier burla. No.

Su burla es un calco de aquellas declaraciones de la Agencia Cubana de Rap [ACR] y de la Dirección Nacional de la Asociación Hermanos Saiz [AHS], en un intento fallido de desacreditar tanto al MSI como a la persona de Denis Solís González. Es decir; las burlas de Tun Tun tributan al Partido Comunista y en ningún caso al choteo intrínseco de los cubanos.

Pero es tan tonto Tun Tun [casi me sale una rima] que, creyendo ganar dividendos en su escarceo con la gendarmería del Ministerio de Cultura termina, en su defecto y por su bajo escalafón moral, por lustrar sus botas.

Divierte la eficacia de Tun Tun en revelar cuál es su verdadero leitmotiv: asegurar su puesto en los corrales de ese suave latifundio que es, sin dudas, la política cultural cubana.

Y se lo ha ganado con creces.

Ya no lucha su yuca el taíno Tun Tun; ya la guitarra y la voz no le sirven para afianzarse en lo que parece haber sido su más intrínseco anhelo: ser el limpiabotas real de Palacio.

Suerte Tun Tun, quizás a cambio de yuca o pan, tus padrinos te hayan reservado una buena cuota de casabe.

Mientras, aquí todos somos San Isidro.

PD: para colmo me envió solicitud de amistad.

 

Tomado de Facebook