Observatorio Cubano de DDHH critica visita de los Reyes de España a la isla

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) emitió un comunicado en el que critica la decisión de los  los Reyes españoles Felipe VI y Letizia de visitar Cuba por los 500 años de la fundación de La Habana.

"Lamentamos esta decisión porque pasa por alto la violación sistemática de los derechos y las libertades de los cubanos" --afirma la organización. "La situación represiva en Cuba ha empeorado este año, como demuestran todos los informes del Observatorio, y el Gobierno ni siquiera da signos de que en breve comenzará las reformas políticas y económicas  que el país necesita con urgencia".

"Una evidencia de la realidad represiva es que, mientras el ministro Josep Borrell permanecía en La Habana reunido con los personeros del régimen cubano, eran detenidos de manera arbitraria o amenazados destacados activistas y líderes opositores de la isla", prosigue el documento.

Los Reyes no irán a Cuba para respaldar un proceso de transición hacia la democracia, pues éste no existe. No conversarán con un Adolfo Suárez cubano, sino con quienes se han definido como la "continuidad". 

La organización también se refiere al caso venezolano y señala la incongruencia de la posición española.

"Esta visita real no envía un mensaje de optimismo y solidaridad hacia el pueblo cubano --afirman--, sino que representa un espaldarazo al régimen que condena a la miseria y deja sin futuro a millones de cubanos. Además, ignora el tutelaje y la injerencia de ese gobierno en la situación venezolana, que tanto sufrimiento y muerte ha provocado a ese país. Es un contrasentido decir que se rechaza la situación venezolana y a la vez premiar a sus principales valedores en La Habana con la visita de Sus Majestades."

Varios grupos del exilio cubano en España han cuestionado en los últimos días el viaje de Sus Majestades.

La Red Femenina de Cuba envió una carta a la reina que describe los abusos contra mujeres en la Isla, y calificó la visita de "desagradable".

"Es desagradable, desde el punto de vista español y cubano. Para los cubanos supone un agravio comparativo que los reyes no quieran sacarse una foto junto a Maduro y Ortega [en las celebraciones por los 500 años de La Habana], pero sí ser recibidos por el gobierno cubano, que es el responsable de lo que está pasando en Venezuela y Nicaragua", explicó su presidenta, Elena Larrinaga.

La activista hispanocubana dijo que la visita "compromete a la Corona española, al dar un respaldo, por lo menos de imagen, a un gobierno comunista y totalitario, que conculca los derechos humanos de todos los cubanos".

La semana pasada, también en Madrid, Alejandro González Raga, director del OCDH, calificó el viaje es "innecesario" debido al contexto represivo en la Isla.

"Desde nuestra organización hemos estado alertando sobre la posibilidad de esta visita y llamando la atención sobre la situación de Cuba, pero hemos comprobado que eso ha caído en saco roto", añadió.