Médicos responden a Israel Rojas sobre castigo de 8 años del régimen
“El Gobierno cubano está tan desesperado por recaudar nuestro dinero, que manda a sus agentes de opinión para saber qué piensa el pueblo. No se dejen engañar, ellos no son buenos, ni están arrepentidos, ellos sólo quieren nuestros dólares”
 

Reproduce este artículo

“¿Cuánto tú le debes al país; cuánto costó la carrera? Pon una tarifa, la pagas y no tienes ningún tipo de problemas”. Esa fue la frágil e interesada “solución” que el cantante y compositor de baladas Israel Rojas, el principal del grupo Buena Fe, tiene para los miles de médicos cubanos a quien el régimen impide regresar a su país por al menos 8 años.

La medida, violatoria de derechos humanos, es tomada contra quienes escapan de las “misiones médicas”, el lucrativo negocio de la dictadura que vende servicios médicos por el mundo, mientras en la isla los cubanos padecen falta de profesionales, medicamentos y terribles condiciones en los centros de salud.

Pero nada de ese contexto refirió Rojas en conversación por Facebook Live con Carlos Lazo, emigrado en EE.UU y partidario de un entendimiento con la dictadura. A estos sesgados pronunciamientos, respondieron numerosos médicos, otros científicos e intelectuales.

La doctora Annarella Grimal, víctima de la prohibición castrista, comentó en Twitter que, como el cantante, “hay quienes piensan así”.

“Claro que cuando te documentas bien y sacas bien las cuentas resulta que quien realmente debe es el estado al pueblo. Hubo un usuario que preguntó a Buena Fe qué les parecía renunciar al 80% de sus ganancias en cada presentación. Quien no lo vive, no sabe”, expresó Grimal.

Otro profesional sanitario, que se identifica en Twitter como Hitman (@Hitman47984684), escribió: “Eso es fácil. Nosotros pagamos la carrera al precio internacional y ellos nos pagan las horas de guardia dejadas de pagar, la diferencia de salarios dejados de pagar (a precio internacional claro) y la diferencia de lo que cobraron en las 'misiones' y no nos lo dieron”.


El joven médico Yoniel Suárez Guerrero comentó: “Mi pregunta para el babosos de Israel sería la siguiente cuántas personas estudiarían medicina si eso fuera así [pagar]”.

Por su parte, Leonardo dice que “los que estuvieran seguros de su vocación, su talento y su capacidad de trabajar duro. Esos no tendrían problemas en pedir un préstamo [al régimen] y devolverlo luego con su trabajo bien remunerado... pero ya ahí entraríamos en otro debate: el salario real de un médico...

Leonardo (@leonard_mf98) también expresó que el modelo de salud cubano hay muchísimos malos médicos (algunos hasta pagando condenas por mala praxis) que estudiaron la carrera solo porque se la regalaron.


Yoniel Suárez Guerrero respondió que el gobierno de Cuba “nunca haría un préstamo estudiantil”, y “los salarios es Cuba nunca permitirían acumulación de riqueza” para solventar el crédito.

La posición de los administradores de la página en Facebook de médicos exiliados No somos desertores, con casi 4 mil seguidores, es la siguiente: “El Gobierno cubano está tan desesperado por recaudar nuestro dinero, que manda a sus agentes de opinión para saber qué piensa el pueblo. No se dejen engañar, ellos no son buenos, ni están arrepentidos, ellos sólo quieren nuestros dólares”.

La actriz e intelectual Lynn Cruz, opinó en Facebook que lo dicho por el líder de Buena Fe, conocido admirador de los dictadores Castro, es “lo más indignante” que había leído “en muchísimo tiempo”.

Cruz emplazó al músico empírico, que es graduado de Derecho por el Ministerio del Interior: “Israel Rojas es hora de que te bajes de las tribunas y te identifiques con el pueblo cubano. En este país no existe universidad gratuita sino subvencionada. Desde hace casi 30 años además de los impuestos por los salarios en pesos del Estado, que eran simbólicos, pero siempre hubo un descuento, el sector privado paga impuestos. Además, el pueblo cubano ha renunciado a tener una vida digna, ha soportado que la Universidad tenga una sola ideología, la del Partido Comunista. Ha participado en guerras extranjeras. Ha dejado de ser tratado como civil sin ser militar tampoco, a causa de la imposición de su gobierno. Los médicos cubanos no son propiedad del gobierno ni están en deuda con este. Las denominadas misiones que no se llaman así en vano, sino para darle esa connotación belicista para ejercer el control ideológico sobre sus protagonistas, cuando en realidad son convenios entre países”.

Además, la artista independiente llamó a los médicos cubanos, que “alcen sus voces y reclamen sus derechos”.

“La peor de todas las equivocaciones ha sido aceptar salir de Cuba a una 'misión' en vez de ir a trabajar a otro país. (…) Esta acción ha provocado separaciones entre los matrimonios. Distanciamiento de los hijos en edades claves como la adolescencia. Solo ha traído más división dentro de las familias cubanas. Llamemos a las cosas por su nombre”, concluyó Cruz.

El científico cubano y activista Ariel Ruiz Urquiola, quien ha denunciado internacionalmente el negocio médico, así como la precariedad de la atención a pacientes de Cáncer en Cuba, opinó de la supuesta “gratuidad” de estudiar medicina o cualquier otra carrera en la isla: “Parece que este señor no sabe que todo egresado universitario paga con dos o tres años de 'servicio social', hasta principios de XXI percibiendo sólo 198 CUP, y pagando en adición seguridad social. Este tipo de servicio por demás de obligatorio cumplimiento porque de lo contrario inhabilitaría el título universitario. Y para qué hablar de la actualidad de los libros de estudio y el estado de conservación, la ropa, la comida, y el transporte por sólo citar eslabones sufragados por la familia del estudiante cuando es posible...”