En Navidad régimen cubano detiene a Bárbara Farrat, madre de menor preso político

Cuba: la Seguridad detuvo a Bárbara Farrat, madre del menor de edad y preso político Jonathan Torres. Varias madres pensaban reunirse esta Navidad a orar por sus hijos encarcelados
Bárbara Farrat Guillén, madre presa del menor de edad Jonathan Torres
 

Reproduce este artículo

La Seguridad del Estado del régimen cubano detuvo este viernes a Bárbara Farrat Guillén, madre del menor de edad Jonathan Torres Farrat, preso político tras participar en las manifestaciones antigubernamentales del pasado 11 y 12 de julio. Estuvo en paradero desconocido hasta varias horas después de ocurrido el arresto arbitrario y fue liberada sobre las 3:00 pm.

“Empieza el día con la detención de Bárbara Farrat, se la llevaron a la estación de Aguilera”, aseguró la activista y periodista independiente Iliana Hernández en su perfil de Facebook. “Esta dictadura no respeta nada”, añadió la activista y reportera independiente.

Orlando Ramírez Cutiño, esposo de Bárbara, confirmó a ADN Cuba el arresto. “Salió esta mañana a comprar una caja de cigarros, cuando bajó la detuvieron en la misma puerta, en la acera de enfrente de la casa”, contó.

Según la pareja de Bárbara Farrat, el arresto lo realizó “un capitán de la Seguridad del Estado [que llegó] en una moto. Le vi la cara bien y no se me olvidará”.

El agente llamó un auto patrullero de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y le ordenó llevarse a la madre para una estación, detenida. “Fui a la unidad de Aguilera y llegando yo, se la llevaron en la misma patrulla. El oficial me vio, yo vi cómo se la llevaban otra vez. Bárbara intentó decirme algo, pero el auto estaba cerrado herméticamente y no pude escuchar”, contó el esposo.

Orlando Ramírez Cutiño regresó a la estación policial para preguntar a dónde habían trasladado a Bárbara y cuáles eran los motivos de la detención. Un oficial le dijo “con muy mala forma” que allí no habían llevado a ninguna persona.

Según el esposo de Bárbara Farrat, “muchas madres” de presos políticos pensaban reunirse a propósito de la Navidad e ir a orar en alguna iglesia a pedir por sus hijos. La Seguridad del Estado supo de estos planes y para impedirlos en los últimos días ha estado acosando a las mujeres.

Horas después de la detención arbitraria y de una ola de denuncias en redes sociales, Ramírez Cutiño anunció en el perfil de Facebook de la madre: “ya soltaron a Bárbara”.

“Bárbara Farrat acaba de ser liberada. Lo logramos todos juntos. Que no pare nadie. Juntos, contra la injusticia, no hay quien pueda con nosotros”, expresó en redes sociales la emprendedora y activista Saily González Velázquez.

Recientemente Farrat Guillén, paciente del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), hizo una huelga de hambre y sed durante varios días pidiendo la excarcelación de su hijo de 17 años.

“Nunca quise usar las redes sociales ni para hablar de mi enfermedad. Poco a poco me he ido deteriorando, porque no estoy tomando mis retrovirales y puede ser peligroso al punto de que puedo tener una recaída y no salir de ahí”, declaró a ADN Cuba.

El 14 de diciembre la familia de Jonathan Torres denunció que el menor fue amenazado por agentes de la Seguridad del Estado en la prisión Manto Negro, donde se encuentra desde hace cuatro meses por manifestarse el 11 de julio.

“Acabo de hablar con mi hijo y tenemos una contraseña que cada vez que vaya la Seguridad del Estado a amenazarlo él sabe qué decirme y ahora mismo me acaba de dar la contraseña”, contó la madre a ADN Cuba.

Farrat Guillén también envió un mensaje a las otras madres de menores presos políticos: “necesitamos unirnos. Cien madres afuera de un tribunal y no hacen los juicios”, agregó.

Jonathan Torres Farrat se encuentra preso desde el 13 de agosto del 2021. Ese día fue detenido por oficiales de la policía con el argumento de que aparecía en un video lanzando una piedra a agentes del orden. 

Jonathan padece de hipertensión arterial por hipertrofia del ventrículo izquierdo y durante su presidio ha sufrido de otitis. Aún sin petición fiscal, le han negado en seis ocasiones un cambio de medida cautelar, precisó a este medio la activista Salomé García Bacallao.

Según la organización Cubalex, unos 14 menores de edad entre 15 y 17 años, continúan detenidos por el régimen cubano tras las protestas del 11 de julio.