Denuncian crisis sanitaria en prisión de Guantánamo

Varios reos de la prisión de Guantánamo, conocida como El Combinado, denunciaron la grave crisis sanitaria que viven en el penitenciario.
Denuncian crisis sanitaria en prisión de Guantánamo
 

Reproduce este artículo

Varios reos de la prisión de Guantánamo, conocida como El Combinado, denunciaron la grave crisis sanitaria que viven en el penitenciario.

Yanier Joubert Cisneros, coordinador general de la organización Presidio Político Orlando Zapata Tamayo (PPOZT), declaró a CubaNet, a nombre de los miembros de la organización, lo siguiente:

 “Nosotros, los miembros del PPOZT, acusamos por la violación del derecho a la salud y el derecho de una asistencia médica adecuada, contemplados en la Declaración Universal de Derechos Humanos en su artículo 25.1 que dice: ´Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure como a su familia, la salud y el bienestar en especial la alimentación, el vestido y la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios´”.

Muchos de los enfermos del penal han empeorado a consecuencia de la escasez de medicamentos, que no solo afecta a los reclusos cubanos, sino a toda la sociedad. 

En la declaración también se menciona que se han reducido las consultas con especialistas, una circunstancia que “provoca que no sean detectadas a tiempo diversas enfermedades perfectamente curables, lo que deteriora la calidad de vida de los reclusos, quienes sufren irremediablemente por la falta de asistencia médica y de medicamentos”.

Los reos mencionaron a algunos de los militares de la provincia que violan los derechos humanos de los encarcelados: Yoelbis Cajigal Cantillo, jefe de Cárceles y prisiones de Guantánamo, Marcelino Bueno Tabera, jefe de la unidad de El Combinado, y Wilser Granada Rodríguez, jefe de los servicios médicos del Ministerio del Interior en el territorio.

Aunque no existen reportes, esta situación podría estar replicándose en otras prisiones de la isla donde los presos, especialmente los políticos, corren permanentemente el riesgo de sufrir represión y desatenciones.

Cuba ocupa el quinto lugar mundial en población penal por cada 100 000 habitantes, según una escala del Institute for Crime & Justice Policy Research (ICPR, siglas en inglés), elaborada en la Universidad de Londres, Reino Unido.

Con 510 prisioneros por cada 100 000 habitantes, por encima de la nación caribeña sólo se encuentran Estados Unidos (629), seguido de Ruanda (580), Turkmenistán (576) y El Salvador (564), señala el informe Lista Mundial de Población Penitenciaria.

Los datos de Cuba corresponden a mayo de 2012. Según el reporte, 57 337 personas estaban entonces en cárceles cubanas. Actualmente la cifra podría ser mayor, teniendo en cuenta la opacidad de las estadísticas oficiales y la represión desatada tras las protestas de julio.