Autoridades del MINED prohiben uso de la kipá a alumno judío en Camagüey
La familia ha decidido presentar esta semana una queja formal ante la Fiscalía en Nuevitas en contra del Municipio de Educación
Familia judía de Nuevitas
 

Reproduce este artículo

Autoridades de Educación en Nuevitas, Camagüey, prohibieron el uso de la kipá a un estudiante judío sefardita Bnei Anusim tras varios incidentes de acoso escolar en su contra.

El pasado viernes fueron citados a la Secundaria Básica "América Latina", de esa localidad, los padres de Leosdán Martínez, de 12 años de edad y estudiante del séptimo grado, informó en entrevista con Radio Televisión Martí su padre, Olaine Tejada.

Desde el inicio de este curso escolar, los padres del menor han denunciado en varias oportunidades las agresiones contra su hijo por parte de otros estudiantes, algunos de ellos hijos de dirigentes del gobierno. La última ocurrió el pasado el 29 de noviembre.

Olaine agrega que su hijo está siendo discriminado por practicar el judaísmo, algo que no ocurre en el caso de estudiantes que son miembros de otras denominaciones religiosas, y no sufren acoso en el centro estudiantil.

Luego de conducir una investigación, la directora del plantel, Dainellis Morejón, reconoció ante Tejada que su hijo sí había sido víctima de agresiones y maltrato físico. Sin embargo, ahora la comisión del MINED del municipio revertió el caso, dijo el padre de Leosdán.

La familia ha decidido presentar esta semana una queja formal ante la Fiscalía en Nuevitas en contra del Municipio de Educación, agregó Tejada a Radio TV Martí.

Una metodóloga del Ministerio de Educación en la Habana consultada sobre este caso recomendó a los padres del menor que presenten, además, una queja formal ante Educación Provincial en Camagüey.

De no recibir respuesta deben acudir a la Ministra de Educación por medio de la oficina de atención a la población. Según la especialista, este tipo de discriminación es ilegal.

La kipá es un cobertor de la cabeza y significa literalmente en hebreo "cúpula".

El Talmud dice que el propósito del uso de la kipá es recordar a los judíos que Dios, la Autoridad Suprema, "está por encima de nosotros" (Kidushin 31a). Por eso los practicantes del judaísmo usan el cobertor como un medio para exteriorizar su sentimiento de respeto por la divinidad.