Netflix adquiere los derechos de exhibición de “Red Avispa” en EEUU
Según la revista Variety, el gigante del streaming habría adquirido los derechos de la polémica cinta para sumarla a su programación en territorio norteamericano
Wasp Network
 

Reproduce este artículo

Según informa la revista estadounidense Variety, Netflix adquirió los derechos de exhibición en los EEUU y otros territorios de la película “Red Avispa” de Olivier Assayas, el thriller de “espías cubano” encabezado por Penélope Cruz, Wagner Moura y Edgar Ramírez, que se estrenó  en Venecia el año pasado.

Se cree que el gigante del streaming habría comprado los derechos mundiales para proyectar la película, dejando de lado, entre otros territorios, China, Europa del Este, Grecia, Portugal, Italia y Medio Oriente.

“Red Avispa” cuenta la historia los Cinco Espías cubanos infiltrados en los Estados Unidos durante la década de 1990. Assayas escribió el guión basado en el libro “Los últimos soldados en la Guerra Fría”, del brasileño Fernando Morais. Gael García Bernal y Wagner Moura completan el reparto.

Assayas, ganador del Globo de Oro con la miniserie “Carlos” y ganador de Cannes con la película “Personal Shopper”, dijo que Red Avispa explora “la política moderna, el inframundo de la información moderna y la información errónea, que en ese momento llamamos propaganda”.

La película ha provocado controversia por su enfoque distorsionado y su visión sesgada del exilio cubano en Miami.

La ex-congresista cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen, primera mujer hispana en llegar al Congreso de Estados Unidos, criticó en Twitter la película, que narra la historia de los cinco espías cubanos liberados por la administración del expresidente estadounidense Barack Obama.

"Qué asco cuando los que hacen el daño aparecen en una película como las víctimas" --escribió Ros-Lehtinen. "Todo basado en mentiras y distorsiones de la verdad. Después los actores hablan de libertad", dijo en refrencia a recientes declaraciones de la actriz española Penélope Cruz, que en rueda de prensa comentó los retos que enfrentaron al rodar en Cuba, sobre todo por la falta de libertades y el miedo de la gente a hablar.

Cruz, que  interpreta en la película a Olga Salanueva, la esposa del espía René González, confesó que no sintió “una libertad muy grande a la hora de hablar” durante los rodajes en La Habana y aseguró que era “muy difícil recibir información concreta”.

La crítica cinematográfica especializada tampoco ha derrochado elogios sobre el largometraje, estrenado hace unos meses en el Festival de Cine de Venecia. Medios europeos e internacionales aseguran que la cinta es decepcionante y plana. Por su parte, la revista Variety publicó: “Que las autoridades cubanas le dieran tanto acceso a Assayas es una especie de milagro, y él aprovecha al máximo la arruinada belleza del país sin fetichizar la desintegración”.

En el portal Film Affinity, Víctor Esquirol opinó: “Desconcertante revoltijo de géneros que se manchan los unos a los otros. Es un thriller de espías que a veces se comporta como un melodrama, otras como un documental, y otras como una comedia más o menos voluntaria. Parece una película dirigida, por lo menos, por cinco personas distintas. (…) No se sabe si desea entretener o apabullar a base de datos, personajes y tramas cruzadas. Puntuación: ★★½ (sobre 5)”.