Las "millonarias" obras de los artistas plásticos cubanos
La plástica cubana está de plácemes luego de que la mayoría de las obras de artistas de la isla sometidas a subasta por Christie´s encontraran comprador a precios muchas veces superiores a los estimados
Viaje al jardín fantástico, de Roberto Fabelo
 

La plástica cubana está de plácemes luego de que el pasado 30 de julio la mayoría de las obras de artistas de la isla sometidas a subasta por la reconocida casa Christie´s encontraran comprador a precios muchas veces superiores a los estimados inicialmente.

Entre los artistas cuyas obras se cotizaron a alto valor, incluso de millones, durante la subasta de arte latinoamericano de la casa londinense destacan Roberto Fabelo, Wifredo Lam, Carmen Herrera, Rufino Tamayo, Alfredo Ramos Martínez y Amelia Peláez.

También René Portocarrero, Mario Carreño, Agustín Cárdenas, Zilia Sánchez, Víctor Manuel, Tomás Sánchez, Manuel Mendive, The Merger y Julio Larraz.

Según destacó la crítica de arte, editora y curadora independiente Elvia Rosa Castro en el blog de arte Sr Corchea, “los resultados para los artistas cubanos fueron notables pues sólo pocos lotes quedaron sin encontrar comprador”.

La venta más notoria fue la de la obra Viaje al jardín fantástico, de Roberto Fabelo, que se cotizó a 399 000 dólares, un nuevo récord en subasta para el artista. El cuadro de 2016, que provenía directamente de Fabelo, superó los 312 500 dólares por los que se había vendido en otra ocasión una de sus obras, según recoge el sitio MutualArt.

El monto de las ventas de obras de autores cubanos rebasó los cuatro millones de dólares, de los cerca de 14 que se obtuvieron por todas las obras vendidas, incluyendo el premio del comprador.

Femme Cheval, una pintura de Wifredo Lam de 1950, se vendió por dos millones 415 mil dólares, mientras que una clásica Catedral de René Portocarrero de 1960, que en su momento perteneció al Padre Gaztelu, fue vendida por el mínimo estimado de 30 000 dólares. 

En opinión de Elvia Rosa, el último fue “un precio realmente bajo para un artista de la segunda vanguardia”, más si se tienen en cuenta “las dimensiones del cuadro (90 cm de alto) y la procedencia”.

Aun así, el saldo general de los cubanos y otros latinoamericanos fue positivo. Varias obras pararon el martillo en cifras superiores a las previstas y muchas otras lograron venderse, aunque fuera al mínimo previsto, como quiera un monto significativo.

Fundada en 1766 en Londres, la casa Christie’s ha llevado a cabo muchas de las mayores subastas de las últimas tres centurias. Cada año ofrece más de 450 ventas anuales en más de 80 categorías, entre las que se incluyen todas las áreas de bellas artes y artes decorativas, joyería, fotografías, artículos de colección, botellas de vino, y otras.