Inauguran "cebra" de Abbey Road en el parque habanero dedicado a John Lennon

El Ministro de Cultura, Alpidio Alonso, celebra el nuevo homenaje al músico, otrora prohibido en la isla.
Inauguran "cebra" en el parque habanero dedicado a John Lennon
 

Reproduce este artículo

Cuba recordó este jueves a los Beatles en el aniversario 50 del álbum “Abbey Road“, el último grabado por la legendaria banda de Liverpool que décadas atrás fue censurada en la Isla, pero que sigue siendo admirada hoy por muchos cubanos.

Una cebra peatonal conmemorativa fue pintada entre las esquinas del parque dedicado a John Lennon y el club El Submarino Amarillo para rememorar así la icónica fotografía del famoso escocés Iain Macmillan. En el lugar también se realizó un concierto homenaje y otras actividades para celebrar el antológico disco.

Un cuadro de Lennon y un colibrí, obra de los pintores cubanos Ernesto Rancaño y Juan Carlos Balseiro se develó dentro del Centro Cultural.

Las intervenciones del encuentro estuvieron a cargo del escritor Francisco López Sacha, el crítico y productor musical Guillermo Vilar, el Coro Nacional de Cuba, el Grupo Gens y el Duo Shandra, entre otros.

Por su parte, el ministro de Cultura, Alpidio Alonso, celebró en un tuit el homenaje ("¡Escúchalo Trump, Lennon está con nosotros!"), que suscitó airadas respuestas de varios internautas, recordando el periodo en que oír la música de los Beatles en la isla bastaba para recibir acusaciones de "diversionismo ideológico".

Hasta 1966, los Beatles estuvieron prohibidos por las autoridades de la isla: se impidió la transmisión de su música por radio y televisión, y se criticó su afición a las drogas y su extravagante estilo de vida, Eran mal vistos los jóvenes que intentaron usar el cabello largo y los pantalones ajustados o con estilo "campana". Se les consideraba “inadaptados sociales” que imitaban “modelos extranjerizantes” propios “del enemigo”. Un simple pantalón de mezclilla o un disco del cuarteto podían ser sinónimo del temido “diversionismo”.
 

 

El primer grupo que tocó a los Beatles en Cuba se llamó "Los Pacíficos". No tuvieron difusión más allá de sus esporádicas presentaciones con equipo de segunda mano y guitarras artesanales. El grupo fue disuelto a fines de los años sesenta, cuando las autoridades culturales les pidieron cambiar su nombre.

Para los jóvenes isleños de esa época no había otra manera de escuchar a los Beatles -y junto con ellos a los Rolling Stones, a Bob Dylan o a Led Zeppelin- que sintonizando las estaciones de Miami, como la WBQM, o a través de las señales de onda corta del programa Ritmos de la BBC de Londres, o en discos importados que circulaban de mano en mano.

A mediados de los setenta, por fin, los Beatles llegaron a la televisión cubana. El programa Colorama pasó un especial de tres horas donde  se cortaron las imágenes relativas al tema de las drogas. En ese entonces el cuarteto inglés era tan desconocido para la mayoría de la población cubana que el periódico humorístico Pa’lante puso una caricatura donde una mujer mira la televisión y dice a su esposo: “Viste, han puesto un nuevo grupo: se llama The Beatles”.

Pese a ser prohibidos y/o poco difundidos, es innegable su influencia en varios personajes de la cultura cubana contemporánea. Así lo han reconocido compositores como Leo Brouwer y  trovadores como Silvio Rodríguez, Santiago Feliú o Carlos Varela, que hace referencia a los Beatles en su canción "Jalisco Park".

Los tiempos parecen haber cambiado, y ahora el gobierno cubano fomenta la "beatlemanía". El propio Fidel Castro inauguró en el 2000 el parque dedicado a Lennon en el Vedado, y visitas de Paul McCartney y el productor George Martin a la isla han sido amplamente publicitadas.

El pasado 8 de diciembre, el propio presidente Miguel Díaz-Canel, que se ha declarado admirador del grupo musical, recordó la muerte de Lenon e invitó "a soñar como el músico inglés".

Recomendaciones

Tags
 

Relacionados