Canciller de Uruguay asegura que trabajan intensamente para que Lidier Hernández regrese
Este lunes, el joven cumple cuatro meses de retención arbitraria en Cuba.
Canciller de Uruguay asegura que trabajan intensamente para que Lidier Hernández regrese

El canciller de Uruguay, Ernesto Talvi, aseguró este lunes que trabajan intensamente para que el activista residente en ese país, Lidier Hernández, regrese junto a su esposa.

En un tuit, el funcionario uruguayo escribió: "El 13/06 al ciudadano cubano residente en Uruguay, Lidier Hernández, no se le permitió abordar el vuelo de Copa en La Habana y regresar a Uruguay a reunirse con su esposa. Uruguay ha manifestado su preocupación a las autoridades cubanas y trabaja intensamente para posibiltar su regreso".

 

 

Este sábado, el régimen cubano volvió a negar la salida del país a González Sotolongo, joven activista que permanece en la isla contra su voluntad desde el 15 de febrero, fecha en la que debía regresar originalmente a Uruguay, país en el que reside junto a su esposa y trabaja desde hace tres años.

“Uruguay me incluye en vuelo humanitario y no me dejan salir”, denunció Lidier en su perfil de Facebook mediante un directo hecho desde la terminal 3 del aeropuerto internacional José Martí, en La Habana. Según detalló, el vuelo partía de la capital cubana a las 07:00 horas de este 13 de junio.

Su nombre fue incluido entre la lista de pasajeros por la Embajada de Uruguay, que además le expidió los documentos necesarios para que pudiera regresar pese al reciente vencimiento de la cédula que le acredita como residente legal en la nación sudamericana.

Lidier llegó con la anticipación requerida para los vuelos internacionales, despachó su equipaje en tiempo y forma, pero al llegar al control migratorio fue nuevamente informado de que no podía abandonar el país, sin mayores detalles o explicaciones al respecto.

“Se viola mi derecho de libre tránsito y no se me permite regresar a Uruguay, donde soy residente legal, donde está mi esposa, donde estaba mi trabajo, que perdí por culpa de ellos (el régimen), que violan mis derechos”, denunció Lidier en Facebook.

“Se siguen violando derechos acá, tranquilamente. No importa, no pasa nada. Yo no puedo viajar, no puedo regresar a Uruguay, no puedo volver al país desde hace más de tres años porque a alguien se le antojó que yo no puedo viajar, violando así la Declaración Universal de los Derechos Humanos. No se reconoce la libertad de movimiento, ni de entrada y salida del país. Así que nada, un poquito más de continuidad”, agregó.

Según explicó Lidier, no había comentado nada del vuelo humanitario hasta ahora porque tenía la esperanza de poder salir. Sin embargo, “desgraciadamente”, no fue así. Estaba incluido en la lista del vuelo desde el miércoles, por las autoridades uruguayas, pero las cubanas decidieron privarle de ese derecho.

Tal y como mostró, otros muchos cubanos, como la hija de la ministra de Educación y el presidente de la Asociación de Cubanos Residentes en Uruguay sí tuvieron el “privilegio” de abordar el vuelo y regresar a Uruguay.

“Son ciudadanos de primera categoría, que sí pueden viajar… Yo no. Sencillamente por decir las verdades y defender mi libertad de expresión”, dijo Lidier. “No hay República, no hay Estado de derecho. En una república todos los ciudadanos son iguales ante la ley. Estas cosas pasan porque vivimos en una dictadura”, concluyó.

En enero Lidier y otros migrantes de la isla, miembros del grupo Cubanos en Uruguay (Libres), se manifestaron frente a la embajada cubana en Montevideo. Fueron encarados por comunistas uruguayos, amigos del régimen, que incluso llegaron a tomar acciones de agresividad y violencia.

Por su directo del suceso, y el simple hecho de manifestarse, que es un derecho humano reconocido por Naciones Unidas, Lidier vuelve a estar regulado. Lo estuvo cuando solicitó su baja del Minint, donde trabajó como ingeniero informático. En ese entonces lo regularon por cinco años, que al final fueron tres luego de varias reclamaciones, y ahora no se sabe cuánto tiempo estará privado de su derecho de viajar libremente.

Este lunes, el joven cumple cuatro meses de retención arbitraria en Cuba.