Cubanos protestan frente a la Embajada de Cuba en Uruguay en apoyo a Lidier Hernández
El activista cubano Lidier Hernández lleva cuatro meses retenido arbitrariamente por el régimen. Su "regulación" le ha hecho perder su trabajo en Uruguay, país del cual es residente y dónde vivía con su esposa
Cubanos protestan frente a la Embajada de Cuba en Uruguay en apoyo a Lidier Hernández
 

Reproduce este artículo

Un grupo de cubanos protestaron frente a la Embajada de Cuba en Uruguay para exigir la salida de Cuba del activista cubano Lidier Hernández Sotolongo, a quien el régimen retiene arbitrariamente dentro del país a pesar de tener residencia en Uruguay.

Willian Felipe Prieto a través de una publicación de Facebook documentó la protesta a la cual asistieron miembros de Somos + en ese país y de la Asociación Civil Cubanos Libres en Uruguay.

“Hemos querido hacer algo pequeño para ir engrasando la maquinaria, porque como todo el mundo sabe Uruguay está en cuarentena y no podemos hacer nada grande todavía, pero queríamos dejar clara nuestra postura y nuestra posición con respecto al tema de Lidier”, comentó en su video.

La cancillería uruguaya en Cuba aseguro el pasado lunes que dedican esfuerzos para regresar a Lidier junto a su esposa, quien reside en esa nación. El canciller de Uruguay, Ernesto Talvi, dijo en un tweet que "El 13/06 al ciudadano cubano residente en Uruguay, Lidier Hernández, no se le permitió abordar el vuelo de Copa en La Habana y regresar a Uruguay a reunirse con su esposa. Uruguay ha manifestado su preocupación a las autoridades cubanas y trabaja intensamente para posibilitar su regreso".

Hernández fue incluido en un vuelo humanitario hacia Uruguay, pero la dictadura prohibió su salida del país. Desde el 15 de febrero este joven está “regulado” por el régimen y se le impide dejar el territorio cubano sin que pesen causas penales sobre él.
 “Uruguay me incluye en vuelo humanitario y no me dejan salir”, denunció Lidier en su perfil de Facebook mediante un directo hecho desde la terminal 3 del aeropuerto internacional José Martí, en La Habana. Según detalló, el vuelo partía de la capital cubana a las 07:00 horas de este 13 de junio.

“Su nombre fue incluido entre la lista de pasajeros por la Embajada de Uruguay, que además le expidió los documentos necesarios para que pudiera regresar pese al reciente vencimiento de la cédula que le acredita como residente legal en la nación sudamericana” informa un reporte de ADN Cuba.
Lidier albergaba la esperanza de poder partir en ese vuelo y había guardado discreción al respecto. Las autoridades del régimen continúan violando sus derechos y afectándole. El mes pasado Lidier perdió su trabajo como informático en Uruguay, luego de que la empresa para la cual laboraba estuviese esperando por su llegada. 

Según un video colgado en sus redes sociales, Hernández Sotolongo afirmó que existe un silencio administrativo en las instituciones del Ministerio de Justicia encargadas de procesar su caso.  En ese entonces ya habían transcurrido los 60 días hábiles que requiere la respuesta y el joven continuaba sin una solución a la segunda demanda por daños y prejuicios que presentó ante el Tribunal de Justicia de Cienfuegos.

El pasado 20 de febrero Lidier presentó cartas en la Dirección Nacional de Inmigración y Extranjería y en la Dirección nacional de Atención a la Ciudadanía del Ministerio del Interior, además de otras dos en la sede del Partido Comunista de Cuba en Cruces y en el de la provincia de Cienfuegos. Sus misivas continúan sin contestación. Las interrogantes contenidas en ellas son: Por qué me tienen prohibido salir de Cuba, desde qué fecha está vigente la prohibición y hasta cuándo será.

La regulación a Lidier, quien es miembro del movimiento Somos+, y el prolongado mutis de las instituciones que deberían velar por el respeto a la ciudadanía constituyen una nueva variante de represión del régimen de La Habana. Su caso indica que cualquier cubano, residente dentro o fuera de la Isla puede ser “regulado” a discreción de la dictadura. En el panorama orwelliano que es la Cuba de hoy cualquier manifestación de un pensamiento diferente y que disienta de los establecido es subyugado.

Tras su regulación se desató una campaña en redes exigiendo su liberación porque Cuba se ha convertido para él en una cárcel. Algunas de las etiquetas más utilizadas fueron #FreeLidier y #NoMásRegulados.

Lidier fue protagonista, junto al grupo Cubanos Libres en Uruguay, en el enfrentamiento con militantes del Partido Comunista del Uruguay frente a la embajada cubana en Montevideo, el pasado 11 de enero. Su regulación parece ser una represalia específica a esa acción, en la que quedó evidenciado que, tanto la dictadura como sus defensores internacionales, no oyen argumentos y prefieren imponerse a base de golpes, discursos manidos y acciones represivas.