Anciano de 94 años lleva meses esperando para terminar reparación de su casa
Pero el señor realmente ha esperado 8 años desde que en 2012 solicitó un subsidio para arreglar la cubierta y carpintería, que se encontraba en malas condiciones
Anciano de 94 años lleva meses esperando para terminar reparación  de su casa

Un anciano de 94 años con discapacidad, Julio Gervasio Dulzaide, residente en Aguada de Pasajeros, lleva meses esperando para terminar la reparación de su casa, por negligencia de los técnicos de Vivienda.

La historia fue publicada en la sección Acuse de Recibo, del oficialista Juventud Rebelde.

Pero el señor realmente ha esperado 8 años desde que en 2012 solicitó un subsidio para arreglar la cubierta y carpintería, que se encontraba en malas condiciones.

Fue hasta el 30 de septiembre de 2019 que comenzaron a trabajar los técnicos de vivienda en su casa y solo se echó la mitad de la placa, pues estos calcularon mal y no dio para más.

Dulzaide visitó entonces a la presidenta del gobierno municipal y esta determinó que el problema se resolvería al hacer la otra mitad de la placa. En enero de 2020, Julio fue citado para comunicarle que entregara la solicitud de subsidio de nuevo: se le iba a asignar lo que faltaba.

Pasaron los meses hasta abril y nada, por lo que se dirigió a la intendente municipal, quien le dijo que averiguaría y lo citaba, pero tampoco ocurrió.

"Aún la estoy esperando, y mientras tanto las paredes cogiendo moho, pues los daños van aumentando. Estamos a un año de la primera reclamación; y aún con 94 años, inválido, y con una niña pequeña en la casa, de siete años, cada vez que llueve nos mojamos, con el consiguiente deterioro de camas y muebles que se han echado a perder", concluyó el adulto mayor.

La semana anterior, el diario estatal Vanguardia reconoció la falta de atención a adultos mayores por parte de las instituciones del régimen.

"Existen irregularidades en cuanto al Sistema de Atención a la Familia (SAF) en Villa Clara, que deben ser erradicadas con el trabajo mancomunado de los Consejos de Administración Municipales", señaló el periódico.

"La COVID-19 ha dejado muchas enseñanzas, sobre todo, en cosas que no hacíamos o dejábamos de hacer en cuanto a la atención a las personas más vulnerables; entre las cuales está el Sistema de Atención a la Familia (SAF)".

Según el informe presentado en el encuentro, existen en Villa Clara 8800 personas que forman parte del SAF, "pero a los Consejos de Administración Municipales les ha faltado control y seguimiento al tema, con listados desactualizados y datos incorrectos", lo que ha favorecido manifestaciones de robo de recursos y otras irregularidades, que han afectado directamente a estos grupos de personas vulnerables.