Vivir del invento: cuando el dinero no alcanza

 

¿Cuántos son los cubanos que "viven del invento"?

En Cuba, la expresión se asocia generalmente a actividades informales o ilícitas, como fuente de ingresos que sustituyen o complementan el salario oficial.

La mayoría de los entrevistados por ADN Cuba en este video reconocen que las entradas habituales de quienes trabajan para el Estado no alcanzan para cubrir las necesidades básicas, y hay que complementar ingresos con todo tipo de trabajos informales o, incluso, hurtos menores.

Varios son los santiagueros aquí entrevistados que aceptan que "todos los cubanos viven inventando". Un bicitaxi, o un revendedor se han vuelto figuras habituales, a las que todos recurren, aunque a veces los critiquen.

¿Las causas de esta proliferación del trabajo informal?

Bajos salarios o ingresos mínimos que no permiten cubrir los altos precios. "Al menos, a mí no me alcanza" --confiesa uno de los entrevistados. El comunismo es el atraso, en economía y en todo", asegura otro.

El Fórum Mundial de Economía, ha  revelado datos estadísticos sobre cómo afecta esta situación a los países de América Latina y el Caribe. Se plantea que el empleo informal afecta aproximadamente a 130 millones de trabajadores, de los cuales al menos 27 millones son jóvenes.

Una investigación realizada por la Universidad de Oriente, en Santiago de Cuba, considera que en el caso de Cuba, el estudio de la economía informal es un reto, porque las estadísticas respecto a la economía son controlada totalmente por el gobierno, además muchas de las actividades informales son ilegales y sus practicantes tratan de ocultarlas. En sentido general, hay poca información sistemática sobre las actividades informales, pero es importante su estudio porque su dinamismo influye en los resultados socioeconómicos del país.

Examinar detenidamente las causas del surgimiento y desarrollo de una economía informal en Cuba, nos permite conocer e identificar cuánto influye ésta en la solución a los problemas económicos del país.

Es en el invento o la informalidad donde la mayoría de los cubanos encuentran oportunidades de mejorar sus ingresos. Por esta vía, el cubano de a pie resuelve sus alimentos diarios porque el Estado Cubano no los garantiza ni con calidad, ni con precios asequibles. Formalizar ese sector de la población cubana que "vive del invento" puede contribuir a la inclusión social y al crecimiento económico de nuestra nación.