Régimen suspende los cambios de moneda en los aeropuertos cubanos

La excusa es que sin turismo las Casas de Cambio se han quedado sin divisas
Cadeca aeropuerto
 

Reproduce este artículo

Las Casas de Cambio de divisas (CADECA) del régimen castrista suspendieron hasta nuevo aviso la posibilidad de canjes de moneda para los viajeros que salen del territorio cubano.

Hasta este momento, solo quienes salían del país tenían la posibilidad de cambiar hasta 300 dólares en las Cadecas de las terminales áreas de la isla. Pero desde este 20 de mayo no se podrá adquirir ninguna moneda internacional en las mismas.

Según una información del oficialismo la excusa ha sido nuevamente el decaimiento de la industria turística, aunque los viajeros rusos no dejan de viajar semanalmente a Cayo Coco y Varadero.

“Se ha producido en Cuba una reducción considerable de la entrada del turismo internacional y en consecuencia un déficit significativo de la moneda libremente convertible (MLC), que compra CADECA mediante los canjes de moneda”, se justifican en la nota oficial.

“En la actualidad, teniendo en cuenta la poca disponibilidad de divisas extranjeras en las Casas de Cambio nos vemos obligados a adoptar la decisión, a partir del 20 de mayo de 2021, de suspender el servicio de recanje de moneda libremente convertible (MLC), en las oficinas ubicadas en los aeropuertos internacionales”, añaden.

Con esta decisión, el régimen da rienda suelta al cambio de divisas en el mercado negro que alcanza cerca de los 60 pesos cubanos por un dólar en la calle. En enero de este año, como parte del cacareado ordenamiento, la administración de Miguel Díaz-Canel estableció la tasa de cambio oficial de 1 dólar (USD) por 24 pesos (CUP). Pero la misma está muy lejos de la realidad del cubano de a pie.

En uno de los portales privados de compraventa más utilizados en Cuba, Revolico.com, las monedas extranjeras se venden aproximadamente “entre 50% y 70% por encima de su valor oficial”, según se detalló en un reporte de la agencia EFE.

El cambio de moneda por cuenta propia también implica un riesgo en la isla, ya que el régimen puede acusar a quien compra o venda en el mercado informar por tráfico de divisas. La condena incluso puedo conllevar cárcel. En tanto, el (des)gobierno del títere castrista Díaz-Canel, no garantiza en las casas de cambio estatales un cambio asequible. Ahora ni siquiera para aquellos que viven fuera de Cuba y nada tienen que hacer con la moneda nacional que no tienen ningún valor en el exterior.