Sesión de ejercicio: la plana mayor del gobierno cubano asiste a la Marcha de las Antorchas
Mientras un derrumbe en el barrio de Jesús María provocaba la muerte de tres niñas, la plana mayor del gobierno cubano desfilaba al frente de la llamada Marcha de las Antorchas
Marcha de las antorchas
 

Reproduce este artículo

Mientras un derrumbe en el barrio de Jesús María provocaba la muerte de tres niñas, la plana mayor del gobierno cubano desfilaba al frente de la llamada Marcha de las Antorchas, para desagraviar a José Martí en el aniversario 167 de su natalicio.

Los medios oficiales, que han ignorado la primera de las noticias, dedican hoy abundante espacio a la segunda.

Según el oficialista Cubadebate, casi 30 mil personas encabezaron ayer la Marcha presididos por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez. También se encontraban esta noche José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido, Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el primer ministro, Manuel Marrero Cruz y el comandante de la Revolución, Ramiro Valdés.

El discurso estuvo a cargo del presidente de la FEU, José Ángel Fernández Castañeda, quien aseguró que "las calles seguirán siendo de los revolucionarios", una consigna habitual en mítines y actos de repudio contra los opositores.

Según reporta el diario Juventud Rebelde, "la marcha fue también un acto de desagravio a los actos vandálicos y cobardes que vulgares delincuentes al servicio de los enemigos de Cuba cometieron en días pasados contra bustos del Apóstol de la independencia".

"Jamás permitiremos que se ofenda nuestra historia, nuestra dignidad, nuestros principios y nuestro compromiso de ser fieles, sean cuales sean las amenazas o las dificultades. Nadie nos arrebatará la Revolución", dijo el Presidente de la FEU en alusión a las recientes acciones del grupo Clandestinos.

Por su parte, Granma, el órgano oficial del PCC, aseguró que "bañar con sangre su imagen fue un intento patético de la derecha anticubana para lograr, a través del odio, un cambio de rumbo político".

La multitud desfiló San Lázaro abajo hasta llegar a la Fragua Martiana —sitio donde estuvieron las antiguas Canteras de San Lázaro y Martí sufrió prisión a los 16 años—, para cantar el Himno de Bayamo. Allí, Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, y el Presidente de la FEU llevaron flores ante el busto de Martí.
.