Reporteros de ADN Cuba varados en El Salvador tras exilio forzoso del castrismo

Los periodistas Héctor Valdés y Esteban Rodríguez fueron expulsados de la isla en un avión rumbo a Nicaragua con escala en El Salvador. Ortega niega entrada a Nicaragua
Hector y Esteban
 

Reproduce este artículo

Los periodistas independientes y colaboradores de ADN Cuba, Héctor Valdés y Esteban Rodríguez, denunciaron este 5 de enero su exilio forzoso de la isla por parte de las fuerzas represoras del castrismo. Ambos se encontraban varados en un aeropuerto salvadoreño, pues el régimen de Daniel Ortega les niega la entrada a Nicaragua, a donde se dirigía su vuelo.

Según Valdés Cocho en un escrito en su perfil de Facebook, su colega Rodríguez fue liberado el pasado 4 de enero, tras ocho meses de injusta prisión por manifestarse pacíficamente. La liberación se realizó con el objetivo de que Esteban abandonara el país.

“Ocho meses en que su cuerpo fue sometido hasta el último minuto a torturas, confinamientos a celdas de castigo con condiciones infra humanas; toda una ola represiva por el simple hecho de pensar con cabeza propia. De mí que contar si no todo lo que he venido padeciendo desde hace ya dos años que llevo ejerciendo el periodismo de una manera libre”, explicó el reportero.

Valdés continuó denunciando que el régimen cubano los obligó a tomar la decisión de abandonar Cuba con destino a Nicaragua. 

“A Esteban lo llevaron al aeropuerto en la madrugada de ayer, al igual que a mí. Aún Esteban tiene en sus pies las marcas que le dejaron las llamadas SHAKIRAS. Todo ese tiempo en que las lágrimas no faltaron; ellos estaban ahí recordando que éramos expulsados y que jamás podríamos regresar”, agregó en su testimonio.

El periodista añadió que hicieron escala en el Aeropuerto de Tocumen en Panamá sin mayores contratiempos rumbo a El Salvador, de allí deberían tomar otra nave hacia Nicaragua. Fueron llamados por el altavoz para comunicarles que el régimen aliado del castrismo, el de Daniel Ortega se negaba a darles entrada a su territorio.

“Nunca nos dieron una explicación ni mucho menos una posible solución a esta problemática que nos surgía. Varados en San Salvador, en un limbo migratorio y sin la idea de retornar a nuestra tierra por la inminente amenaza de procesarnos si lo hacíamos”, amplió.

Finalmente, Valdés dijo que seguían varados en El Salvador: “sin soluciones, sin dinero, sin comida e implorando al gobierno salvadoreño o a cualquier país en democracia; que nos brinden ayuda. Ya vamos para veinticuatro horas como hoja que bate el viento. Pronto daremos más declaraciones. De momento esto es lo que estamos enfrentando”.

Recomendaciones

 

Relacionados