Regresaron a Cuba primeros médicos que el régimen envió a Italia contra el coronavirus
Los primeros 52 especialistas sanitarios cubanos enviados a Italia para ofrecer servicios contra el coronavirus, regresaron a la isla este lunes. El régimen de La Habana vio un escape económico en medio de la pandemia, mediante su esquema ya conocido de trata de médicos
Despedida de médicos cubanos de Lombardía. Foto: Minrex

 

Los primeros 52 especialistas sanitarios cubanos que el régimen envió a Italia, para ofrecer servicios contra el coronavirus, regresaron a la isla este lunes.

José Carlos Rodríguez, embajador de Cuba en ese país europeo, lo anunció en Twitter donde compartió imágenes de la salida del vuelo desde el aeropuerto de Milán.

Como parte de la primera brigada médica del Contingente Henry Reeve que llegó a Europa, retornaron a Cuba 36 médicos, 15 enfermeros y un especialista en logística, quienes fueron despedidos esta mañana por el diplomático cubano y otras autoridades de la región de Lombardía, una de las más afectadas por la pandemia de la COVID-19 en aquel país.

El grupo de profesionales de la salud permaneció durante dos meses en el municipio de Crema, donde realizaron más de cinco mil atenciones médicas, tres mil de enfermería y lograron 210 altas de pacientes, según datos ofrecidos por el el gobierno cubano en el sitio del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Este grupo de médicos y personal de enfermería estuvo en el centro de la polémica a finales de marzo, cuando un artículo de opinión publicado en un diario italiano aseguró que eran “costosos y mal preparados”.

La autora consideró en esa nota que “los médicos cubanos no son expertos en la lucha contra el coronavirus, ni actúan en solidaridad. Tampoco Italia tenía que gastar miles de euros para traer a 52 personas de La Habana, cuando en Italia hay cientos de especialistas listos para actuar para salvar vidas”.

De acuerdo con el medio italiano, desde enero se ofreció una base de datos con cientos de médicos italo-venezolanos que podrían ayudar en la crisis, pero “prevalecieron los intereses políticos e ideológicos, ante la verdadera necesidad de los lombardos”.

El régimen de La Habana vio un escape económico en medio de la pandemia del coronavirus, mediante su esquema ya conocido de trata de médicos, enviando al menos 34 brigadas de médicos a 27 países, según datos oficiales del Ministerio de Salud Pública.

Además de las denuncias hechas por víctimas de las condiciones laborables de estas “colaboraciones”, el gobierno de Estados Unidos ha criticado la movida como “tráfico de profesionales médicos” e invitó a los países que contratan estos servicios a proteger los derechos de los profesionales de la isla...

“Exija a Cuba que deje de confiscar el pago y los pasaportes. Requerir prueba de credenciales médicas. Hacer públicos los acuerdos bilaterales. Las crisis no justifican el tráfico de profesionales médicos, que necesitan protección ahora más que nunca”, se pronunció Michael G. Kozak, Secretario Adjunto en funciones de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado.

Las Relatoras Especiales Sobre las Formas Contemporáneas de la Esclavitud y de la Trata de Personas del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, han definido las condiciones de trabajo de estos sanitarios como una forma de servidumbre.